de california a barcelona

Allyson Hansen (de 23 años, de San Francisco) y Sean Grab (de 23 años también, de South Pasadena) llegaron a Barcelona a principios de septiembre y actualmente, están jugando a waterpolo en el CN Rubí

  • ¿Cómo ha sido la experiencia hasta ahora?

 Ally: Hasta el momento muchas experiencias increíbles. Mi equipo en Rubí me ha hecho sentir muy cómoda desde el principio y me han tratado como uno más de la familia. Me encanta la ciudad de Barcelona, está llena de cultura. Estoy muy feliz de estar aquí.

Sean: Hasta ahora la experiencia ha sido genial. Barcelona es una ciudad preciosa, con gente y sitios maravillosos. Yo, particularmente, he sido muy afortunado de poder jugar con un equipo genial en Rubí. Me han hecho sentir como en casa y han ayudado que mi traslado a España fuera muy fácil y agradable.

  • ¿Por qué elegiste Barcelona? 

Ally: Elegí venir a Barcelona porque quería ser mejor jugadora de waterpolo y también por la cantidad de oportunidades que existen aquí para poder jugar un nivel alto de waterpolo fuera de los Estados Unidos. Un entrenador mío de los Estados Unidos, Dan Leyson (entrenador del equipo masculino de waterpolo de UC Davis), quien jugó para Barceloneta bajo el entrenador Quim Colet durante los 90, tuvo una experiencia increíble aquí y, por lo tanto, me recomendó altamente que también aprovechara esta oportunidad. Quim y Dan (junto con BIWPA) han sido las personas que han hecho que esta oportunidad sea posible para mí.

Sean: Sinceramente, había estado buscando un equipo con el cual jugar durante un tiempo. Entonces, cuando mi entrenador de UC Davis, Daniel Leyson, y Quim Colet me ofrecieron la oportunidad de jugar con Rubí en la División de Honor, estaba emocionado. Al haber viajado a Barcelona el verano pasado para entrenar con UC Davis, supe inmediatamente que la oportunidad de poder entrenar en Barcelona de nuevo, era una experiencia a la cual no podía decir no. Estoy muy contento de estar de vuelta a España y poder jugar en una de las ligas más competitivas del mundo.

  • ¿Cómo es entrenar y jugar waterpolo en Barcelona?

Ally: El waterpolo es muy diferente aquí que en Estados Unidos. La forma de jugar es mucho más física y no hay tantas llamadas hechas por los oficiales. Realmente aquí te permiten jugar, cosa que me gusta mucho. Siento que he tenido que aprender mucho para poder ajustarme, pero eso me ha dado una perspectiva diferente y un nuevo aprecio por este deporte. Estoy muy impresionada con la cantidad de talento en bruto que hay aquí en España.

Sean: Indudablemente es una experiencia diferente que entrenar en Estados Unidos. Aunque lo estoy disfrutando mucho. El estilo de jugar es muy diferente, así como el arbitraje. Existe más fisicalidad en el juego, cosa que no se permite en los EEUU. Lo que más me gusta es el ambiente. En EEUU, nunca habrá más de 100 personas viendo un partido. Aquí, en cambio, es muy normal tener tantas, e incluso, más personas durante un partido. Y eso aporta una energía increíble al partido y al equipo.

Todo es todavía muy surrealista. Tener la oportunidad de jugar en un lugar tan hermoso con un gran grupo de personas es algo de lo que estoy muy agradecido, y especialmente, a Daniel Leyson (UCDMWP), y a Quim Colet y sus colegas de BIWPA por haberme buscado y dado esta oportunidad.

  • ¿Cómo piensas que esta experiencia te puede ayudar?

Ally: Creo que esta experiencia no sólo me ayuda a ser una mejor jugadora de waterpolo, sino también mejor persona. Desde que estoy aquí no solo he tenido que continuar jugando waterpolo, sino también he empezado a aprender el español, explorar Barcelona, crear recuerdos que me durarán toda la vida, y además, he adquirido nuevos conocimientos y habilidades sobre waterpolo que podré llevar conmigo a la vuelta.

Sean: Obviamente creo que como jugador voy a crecer. Especialmente, al poder jugar en un nivel tan alto de competencia. Pero además, me ayudará como persona. Teniendo la experiencia de estar con personas diferentes en un sitio totalmente diferente siempre es algo que he recibido con los brazos abiertos, y siempre ha sido una experiencia positiva para mí. Me abrirá más oportunidades y construirá más amistades que apreciaré por el resto de mi vida.

  • ¿Por qué lo recomendarías?

Ally: Yo recomendaría esta experiencia a otros jugadores de waterpolo en Estados Unidos que estén buscando mejorar su forma de jugar y que quieran continuar jugando a un alto nivel, así como a aquellos que quieran experimentar un nuevo sitio y una nueva cultura.

Sean: Recomendaría jugar en Barcelona por muchas razones. Primero, ¡porque tienes que vivir en Barcelona! Además, pienso que aquí existe una experiencia cultural que no podrás tener en ningún otro lugar. La gente es increíblemente amable, acogedora y siempre harán que te sientas bien. Y además, porque es una experiencia desafiante y divertida que quien esté buscando una experiencia en el extranjero definitivamente tiene que considerar la opción de jugar en Barcelona.