anni espar

Hemos hablado con Anni Espar, jugadora profesional de waterpolo y embajadora de BIWPA. Buena lectura para todos los amantes de waterpolo.

¿Qué recuerdos tienes de tus años de formación en el CE Mediterrani?

Empecé ahí desde que era un bebé, compaginando watepolo y natación. Fueron mis primeros años y aproveché la oportunidad que se me dio como jugadora del primer equipo.

En el 2009 inicias tu primera etapa en el CN Sabadell

Fue la oportunidad de seguir creciendo. Veces tienes que hacer estos cambios. Pensé que no quería estancarme y era una manera de aprender de otras compañeras, entrenadores, club… es la misma visión que tuve a la hora de marcharme a Estados Unidos.

Sin duda cruzar el Atlántico fue tu gran apuesta personal

Fue una decisión difícil, dejar todo a atrás y embarcarte en esta aventura. Lo hablé con Anna Pardo y la verdad es que me hacía mucha ilusión. Además la beca completa que me ofrecieron para poder estudiar ahí fue también muy importante a la hora de tomar la decisión. Fue un año en el que me dio tiempo para todo.

¿Cómo valoras la posibilidad de poder compaginar estudios y deporte al más alto nivel?

Es una maravilla. Vivía a cinco minutos del entrenamiento y del campus. Iba en bici. De seis a ocho de la mañana entrenamiento y luego a clase, lo mismo a la tarde. Las facilidades que te dan son inmensas. Sólo tienes que preocuparte por entrenar y estudiar.

¿Qué te gusta más el sistema europeo o el americano?

Es diferente. La verdad es que ojalá pudiéramos tener unos complejos deportivos tan grandes como en Estados Unidos y fuese tan fácil tener todo tan cerca. Aún así, he de confesarte que, en ese sentido, BIWPA está haciendo un gran trabajo haciendo hincapié en la posibilidad de compaginar estudios y deporte para deportistas que no pueden acceder a los Centros de Alto Rendimiento de sus respectivos países.

¿Vale más una carrera universitaria en Estados Unidos si eres deportista?

Siendo sincera no tiene el mismo valor. En Estados Unidos si has sido deportista tienes más reconocimiento y lo valoran las empresas. En las entrevistas de trabajo, el aspecto deportivo suele jugar un papel importante.

¿Por qué la mayoría de jugadores y jugadoras españolas que se marchan a Estados Unidos son chicas?

Las becas se dividen en masculino y femenino. El mismo dinero en todos los deportes. Como en fútbol americano se va mucho dinero para los chicos, en otros deportes hay más diversidad, algo que lo aprovechan otros deportes como el basket o el waterpolo. A la Universidad también le interesa tener jugadoras foráneas para dar un plus de competitividad.

Para cerrar tu etapa en Estados Unidos… ¿qué significa ser Campeón de la NCAA?

Para mi fue un orgullo poderlo sentir. En mi universidad significaba ser mucho un USC Trojan. Me inculcaron desde que llegué la rivalidad con UCLA, Standford… cree un vínculo especial con esa Universidad. Para que te imagines la importancia que se le da ahí a este título, tuve una compañera que fue campeona olímpica y que para ella, fue más importante alzarse con la NCAA que unos Juegos Olímpicos. Obviamente no comparto esa visión, pero le doy mucho valor. Cuando gané la NCAA recordé lo que me dijo Anna Pardo: “Tú gana un anillo de la NCAA y la puedes volver”, y eso hice (risas).

Con la selección también has tenido grandes momentos. ¿Cuál es el que mejor recuerdas?

Creo que hay dos. Cuando nos clasificamos para la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y cuando quedamos Campeonas del Mundo en Barcelona 2013 delante de toda nuestra gente. Debo decir que perder una final olímpica fue muy triste pero este año, espero tratar de sacarme la espina clavada desde hace cuatro años.

De todos modos, tras los últimos eventos (Mundial y Europeo), nos habéis malacostumbrado con tanta victoria… ¿Qué nos deparará el Preolímpico?

Es verdad que no han sido nuestros mejores campeonatos, aún así creo que hemos estado ahí, sobre todo en el Europeo. Lo hemos luchado hasta el final. Estamos tranquilas respecto a nuestro juego pero sí que es cierto que en cuanto a resultados, el resto de equipos también compiten. Nos clasificaremos en el Preolímpico y en los Juegos Olímpicos no iremos de vacaciones. Si jugamos bien tendremos posibilidades.

Hablando de BIWPA, desde el principio has estado involucrada en el proyecto…

Están haciendo un gran trabajo para el waterpolo y a nivel mundial. Entrenar en el CAR de Sant Cugat no tiene precio. La comida es buena y poder disfrutar de otros atletas, sobre todo para chicos y chicas de 14-15 años es una experiencia muy bonita. Los campus te ofrecen la oportunidad de mejorar tu técnica con buenos entrenadores, si siguen haciendo este trabajo dentro de unos años tendrán más repercusión. La Academia, han tenido varios jugadores de todo el mundo y viéndolo desde fuera, si me dieran la oportunidad de jugar en otro país y poder seguir estudiando, sería un sueño hecho realidad. Una experiencia maravillosa. Además, BIWPA también logra que otros equipos extranjeros vengan a Barcelona a competir con otros equipos competentes. Sin duda, BIWPA crecerá más en los próximos años.