No hubo gesta y España se llevó una plata que sabe a gloria

 

El conjunto comandado por Miki Oca se proclamó medalla de plata en el Mundial de Budapest tras caer derrotada ante los Estados Unidos. Las americanas hicieron valer su condición de invictas para llevarse el segundo oro mundial consecutivo. Después del oro de las españolas en el Mundial de Barcelona 2013, esta es la segunda mejor clasificación de la historia.

Todo el mundo sabía lo complicado que sería el reto ante los Estados Unidos, pero en ilusión y ganas poca gente gana a las guerreras del waterpolo español. Ademas, España estaba en su mejor momento, después de haber marcado una clara línea ascendente a lo largo de la competición, mientras que las chicas de Adam Krikorian no estaban arrasando como de costumbre. Había razones para soñar con el oro.

En el partido, España mantuvo las esperanzas hasta el final del segundo cuarto, que terminó 5-3 a favor las americanas. No obstante, las chicas de Miki Oca estuvieron todo el encuentro por detrás. El momento que más cerca estuvieron de adelantarse fue con el 3-3 del segundo periodo.

España Waterpolo Plata Budapest

Las guerreras, medalla de plata / FINA

La plata acostumbra a ser siempre amarga, aunque esta vez ha sido diferente. El Mundial le ha servido a España para darse cuenta de que esta generación no tiene límites. Jugadoras como Bea Ortiz, Paula Leitón, Ana Gual o Paula Crespí han dado un paso al frente en una selección con solo 23 años de media de edad. La boya de 17 años, además, ha sido nombrada mejor boya del torneo.

La medalla de plata reafirma a las españolas como la mejor selección europea. El siguiente gran reto para las chicas de Miki Oca y la selección masculina de David Martín será el año que viene en los Campeonatos de Europa de waterpolo en Barcelona. Ante su afición, los dos conjuntos tendrán una oportunidad de oro para aspirar a medallas.

 

Foto: FINA