All posts in Entrevistas

blanca-gil
¿Cómo empezaste en el waterpolo? 
Venía del mundo de la natación y competía, mi hermano también y decidió cambiar de deporte, yo le seguí.
¿Qué recuerdas de tus comienzos y cuándo diste el salto al panorama nacional del waterpolo? 
Mis comienzos fueron una etapa muy buena sino la mejor, porque solo pensaba en divertirme y nada más ( el waterpolo me enganchó como una droga) el primer año que empecé a jugar destaqué en la fase de ascenso siendo mejor jugadora y me llamó la selección. Fue una etapa muy bonita q jamás olvidaré.  Mi primer equipo fue el mejor que tuve a nivel de club ( muy humilde) y compañerismo puro. Después de 15 años tengo imágenes en mi mente como si fuera hoy. En aquel entonces era una adoloscente que vivía el día a día sin miedo alguno.

Tu gran salto fue ir a Italia a jugar. ¿Cómo se produjo este traspaso?

 Bueno, después de 4 años disputando campeonatos internacionales con la selección tuve la oportunidad de poder elegir a jugar en varios equipos. Y no me lo pensé dos veces, porque en aquel entonces era la mejor liga del mundo y mis objetivos ya eran bien diversos.

¿Qué diferencias hay con España en Italia?

Bueno no me gusta opinar de algo que por el momento desconozco, hace ya 10 anos que me fuí a Italia y sinceramente con los años hay cosas que no he podido ver o vivir en primera persona en España.
Puedo hablar de Italia de una liga competitiva y en mi caso profesional ( porque yo he vivido siempre de esto). Entrenamientos muy duros y serios en los que para mi era un trabajo y responsabilidad. He aprendido mucho en todos los aspectos, tácticos, técnicos…Con la selección nacional ha sido una de las jugadoras más determinantes que haya habido nunca… 
 La selección Española me ha dado mucho! He tenido la oportunidad de aprender de todos los entrenadores que han pasado por la selección. Gracias a ellos y todas las companeras que me han acompanado a lo largo de mi carrera he sido la jugadora que fui y de esto estoy muy agradecida, y lo valoro.

Un episodio notorio de tu carrera fue tu fichaje frustrado por temas extra deportivos con el Pro Recco ¿qué pasó y que consecuencias tuvo?

Pasó que el Orizzonte equipo en el que estaba no le dió la gana de dejarme ir a jugar al Pro Recco. Orizzonte se comportó muy mal conmigo pero lo he perdonado.  Las consecuencias fueron que perdí un buen e immejorable contrato, pero decidí no parar mi carrera.  En 5 días me hice las maletas con mi marido y me fui a jugar la liga Griega con el
Olimpiakos, allí tuve la oportunidad de aprender un método diferente de trabajo con el Waterpolo, aunque no me fui muy contenta al principio  porque no estaba en mis planes.

 Pero sin duda, uno de los grandes obstáculos que te has encontrado en tu carrera fue el Cancer de utero que se detectó en 2009. ¿Cómo viviste esa etapa? 
Bastante mal y dura en ese
momento en q me pasó, pero me sorprendí a mi misma en la reacción q tuve y continuar con lo q me gustaba y continuar en lo más alto.

Hace poco decidiste colgar el bañador ¿por qué?

 Circunstacias de la vida y cambios, los motivos son claros: dedicarme a la familia. He sufrido 15 anos por el mundo sin mis padres y mis hermanos, y no los he podido disfrutar. Ahora quiero tener más tiempo y dedicación con mi hijo y mi marido. Estar en el máximo nivel y ser madre es como ser una superwoman!  La vida son etapas y ahora es otra nueva. Aunque la decisión ha sido dura, pero algún día se tiene q acabar. Y ahora ha llegado mi momento!

Ahora que ya no estas en activo quieres seguir vinculada de alguna manera al waterpolo. ¿Qué les espera a los niños y niñas que vayan a tu campus en agosto en Mallorca?

 Principalmente  mi objetivo es que se diviertan y que aprendan todo lo que puedan, quedándose con un recuerdo en el que haya sido especial y que haya valido la pena.  Tramsmitir todo lo que he aprendido involucrándome yo también cómo si fuera uno de ell@s con la misma ilusión como cuando empecé.

¿Qué te parece biwpa y en tu opinión en qué puede ayudar al waterpolo?

 Todos tendrían que apoyar y reconocer que biwpa está haciendo un gran trabajo competente y de calidad. Ya está ayudando muchísimo a nivel internacional al waterpolo. Ojalá yo hubiera tenido la oportunidad en mis tiempos de hacer un campus de este nivel. Da la oportunidad a los jugadores a tener una formación más completa. Indirectamente eso ayuda a todos los clubs.
https://www.youtube.com/watch?v=E4mqPMLeNuY

 Hablamos con dos generaciones del polo acuático brasileño. La familia Vergara lleva toda la vida en la piscina. Primero de la mano del padre Leo ‘Paraíba’ Vergara y, después, Rafael que a día de hoy está entrenando en España en el Atlètic-Barceloneta.

 Leo comenzó en la década de los setenta a jugar a waterpolo en el Estado de Paraíba. Pasó por diferentes clubes e incluso fue convocado con la selección junior y absoluta donde disputó competiciones internacionales. Pero, llegó un momento de su carrera que tuvo que dedicarse a su vida laboral en detrimento del deporte.

 Sin embargo, tras una etapa fuera de las piscinas tuvo la oportunidad de volver para dirigir a un equipo desde el banquillo. Ahí siguió el idilio entre la familia Vergara y el polo acuático. Una historia que a día de hoy, tanto el padre como el hijo han seguido.

 Después de varias estancias, es al mando del Hebraica cuando Leo Vergara consigue uno de los títulos más preciados para los clubes brasileños: el Campeonato Paulista. Fue además, el primero para el Hebraica en su historia. Un hito que aún hoy recuerda con emoción. Tras 14 años en Hebraica, actualmente desarrolla sus funciones como Director Técnico en el Painheiras donde continua trabajando con los jóvenes como siempre ha hecho.

 Por su parte, Rafael Vergara desde que era pequeño y acompañaba a su padre, se quedó encandilado de este deporte. Ha acompañado a su padre casi siempre en su carrera deportiva.

Pinheiros, Hebraica, Painheiras… y ha seguido también la senda con la selección brasileña.

 Pero para un joven ambicioso como Rafael, Brasil es un país limitado para evolucionar en este deporte. Por esta razón, y viendo la progresión que obtuvieron los hermanos Perrone, Rafael Vergara decidió cruzar el Atlántico en busca de un nivel más competitivo.

 La primera visita a España fue de la mano de Brasil, para luego probar suerte en CN Sabadell y posteriormente en Sant Andreu, hasta recalar finalmente en el CNAtl-Bta. Confiesa que entrenar junto a las estrellas del Barceloneta es un sueño y el apoyo de sus compañeros es constante.

 Nos dice que se quiere quedar en España y seguir trabajando duro para conseguir el máximo nivel posible y aspirar a sus sueños. Y concluye dando un mensaje a los jóvenes que como él quieren llegar a lo más alto: «Que intenten salir de Brasil lo antes que puedan».

 Cuando hablamos de la selección brasileña y de todas las novedades que se están sucediendo en el país carioca ambos coinciden. Alaban la trayectoria de Rudic pero confiesan que a pesar de que su trabajo está siendo bueno, no acaba de comprender la realidad brasileña y no está muy dispuesto a colaborar con otros entrenadores y compartir conocimiento.

 En este apartado, Leo, más conocedor de la verdadera situación del polo acuático en Brasil es tajante. Dice hablar claro. Pone un ejemplo para dejar en evidencia a las autoridades de la Confederación brasileña. Mientras que Rudic y las nacionalizaciones de jugadores foráneas que han llegado con él se están embolsando miles de dólares todos los meses, la selección junior masculina del país no viajó al Mundial de Almaty en 2015 por «falta de dinero» según el presidente de la Confederación. Algo que a Leo se le escapa de las manos y no acaba de entender cómo es posible que no se apueste decididamente por el futuro y como se hace por el presente. 

 

Turbo Foto

La empresa Turbo es desde hace décadas, sinónimo de waterpolo. Pro Recco, Atlétic Barceloneta, Croacia, Serbia, España, Team USA, etc. Sus productos son utilizados por los mejores y su labor ha hecho que los waterpolistas estén representados por una marca y se sientan atendidos. A través del siguiente reportaje conoceremos un poco más a fondo esta entidad catalana y un sinfín de anécdotas y curiosidades de la mano de Alex Massó y Clara Massó, CEO de Turbo y Responsable de Comunicación respectivamente.

Los orígenes

Turbo es, desde sus inicios, una empresa familiar dirigida por la familia Massó. Es una marca utilizada por la mayoría de los grandes equipos y selecciones de todo el mundo. Sus orígenes son para los más jóvenes algo desconocidos. Fundada durante la segunda mitad del siglo pasado, esta empresa familiar fabricaba prendas elásticas. El éxito fue inmediato pero, a mediados de los ochenta, fruto de la crisis que se vivió en España, quebró.

Al año siguiente resurgió de sus cenizas y volvió para quedarse con más fuerza teniendo como producto estrella los bañadores. No fue hasta finales de los ochenta y principios de los noventa cuando se fueron gestando los primeros bañadores de competición.

El germen de la mayoría de bañadores que actualmente utilizan la mayoría de waterpolistas, tuvo nombre propio: Umberto Panerai. Un portero italiano del Settebello y que también fue el primer Director Técnico de waterpolo de la Federació Catalana de Natació. Con él surge la posibilidad de crear el primer bañador exclusivo para waterpolistas gracias a sus orientaciones sobre qué es lo que necesitaban los jugadores.

El prototipo fue todo un éxito y sirvió para abrir todo un horizonte de expectativas. Aquí surge un segundo protagonista: Manel Alled. Con la ayuda de éste, se pudo contar con la colaboración de la estrella mundial del momento Manel Estiarte. Junto con Dani Ballart, Víctor García y Marc Barahona, colaboraron en el primer catálogo de Turbo.

Debido al éxito que tuvo, al año siguiente fue el propio Manel Estiarte quien protagonizó el catálogo. Incluso, ayudó en la apertura paulatina del mercado italiano a Turbo.

Un salto cualitativo

En los sucesivos años, Turbo se dedicó a profundizar en el ámbito del waterpolo proporcionando a los jugadores y técnicos aquello que necesitaban ya fueran pizarras o cualquier objeto. Pero si hay una fecha clave para Alex Massó y Turbo es el Mundial de Barcelona 2003. Aquel año, las principales marcas dieron plantón a la FINA y, ante la falta de patrocinios, el organismo internacional decidió desgranar en secciones el patrocinio.

De esta manera, Turbo pudo por primera vez en su historia dar un salto al estar presente en el Mundial de Barcelona como entidad patrocinadora del waterpolo. Todo un hito para esta empresa familiar. Un hecho reseñable que le sirvió para tomar más contacto con el exterior y afianzarse como referente en el waterpolo.

La actualidad

Familia MassóTurbo, desde entonces, ha continuado la dinámica de internacionalización. Hoy en día, el 65% de las ventas se hacen fuera de España, siendo Estados Unidos, Italia y Francia los principales mercados. Hay algo que admite Alex Massó y, es que en los últimos años, han aflorado diferentes marcas en España debido a la excesiva internacionalización de Turbo y por consiguiente se ha descuidado algo el mercado nacional. Pero, a día de hoy, uno de sus principales objetivos es volver a recuperar esa presencia en España. Fruto de lo cual, algunos equipos han vuelto a Turbo.

En ese sentido, el apoyo a iniciativas -como por ejemplo torneos-, que fomenten el waterpolo, Turbo ha estado siempre dispuesto a colaborar. BIWPA es, quizás, uno de los ejemplos más claros. Desde el inicio siempre han colaborado en los campus de waterpolo y sus estudiantes de Academia utilizan los productos Turbo.

En definitiva, el éxito de Turbo y, por ende de la familia Massó, se ha ido consagrando con el paso de los años hasta convertirse en una de las marcas por excelencia en el mundo de waterpolo gracias a la calidad de sus bañadores fabricados exclusivamente en España. Una empresa familiar, con un pasado, presente y, sobre todo, futuro.

Marina Daroca desde Estados Unidos. Universidad Estatal de San Diego
Empezamos los entrenamientos hace un mes y medio, tenemos entrenamientos de natación muy intensos cada día y estamos trabajando duro para estar en la mejor forma posible durante la temporada, aunque esta no empiece hasta Enero. Entrenamos cuatro horas al día por la mañana de 6 a 10 intentando aprovechar al máximo esas horas. Nuestro equipo está realmente motivado para hacerlo bien en la temporada y prueba de ello es su manera de hacer pesos, que es una de las cosas que me fascinó más al llegar aquí. Hacen ejercicios muy intensos pero de manera lenta para ganar fuerza muscular, hacemos ejericios de peso muerto, sentadillas dominadas y muchos abdominales. Estos entrenamientos hacen que seamos más duras dentro del agua.
Creo que este año tenemos un gran equipo y tenemos muchas ganas de demostrar lo duro que estamos trabajando. Las chicas del equipo han sido increíblemente simpáticas conmigo, hay mucho respeto entre nosotras y siempre intentamos hacer actividades para «hacer piña» como ir a la playa, hacer barbacoas, salir de fiesta,…
MARINA1
Estoy muy contenta de haber decidido venir a San Diego State University hace un año ya, estoy estudiando para hacer la carrera que quiero hacer, estoy jugando al deporte que más quiero y además estoy teniendo la oportunidad de estar en una de las universidades más bonitas de USA. Poder decir que soy una Aztec i que vivo en San Diego es una de las experiencias más increíbles que jamás viviré.

¿De dónde vienes y qué edad tienes?

San Diego, California y tengo 22 años.

¿Qué estudiaste?

Negocios y Comunicación en UC San Diego.

¿Por qué viniste a España?

Quería probar un nivel diferente de waterpolo y tener una experiencia nueva. Creí que España era una opción por su buen nivel de juego y porque el waterpolo es un deporte popular en Barcelona.

¿Qué diferencias has podido observar desde que viniste a Barcelona?

Aquí el waterpolo es totalmente diferente que en los Estados Unidos. El tipo de juego concretamente no se parece al de América. Los jugadores aquí son más pequeños de modo que tienen que buscar más la creatividad. En Estados Unidos son más grandes y fuertes, así que definitivamente es un juego diferente.

En Europa el deporte corresponde a los clubes locales pero en Estados Unidos están enfocados al sistema educacional. En tu opinion, ¿qué es major para un atleta?

No lo sé que preferiero, pero jugar para la Universidad es más fácil porque tienes todo centralizado. En España ahora mismo, para mí, también lo tengo fácil porque solo me dedico a jugar a waterpolo y no tengo que estudiar.

B14

¿Por qué el waterpolo femenino es tan bueno en América? Acaban de ser Campeonas del Mundo….

Es incredible. Esta selección es uno de los mejores equipos en el mundo. En Estados Unidos entrenamos muy duro y competimos a un gran nivel. Como en Europa, el waterpolo es extremadamente competitivo.

¿Qué esperas de tu estancia en España?

Espero aprender mucho estando aquí. Del waterpolo y de la cultura. A veces se hace difícil porque no hablo el idioma todavía, pero día a día estoy mejorando.

¿Qué sabes de los otros equipos en la liga española?

Si soy sincera, solo sé los cinco mejores equipos.

¿Qué opinas de BIWPA?

Creo que es increíble. La Academia les da a los atletas una oportunidad única y en América no hay nada como esto. Siempre le digo a Cristina Marín lo grande que es BIWPA y para los atletas.

¿Recomiendas a los jugadores americanos venir a España?

Definitivamente. Creo que el estilo español de juego aporta habilidades fundamentals y creo que es una gran oportunidad para los jóvenes atletas.

Pregunta obligatoria. ¿Cómo empezaste en este deporte y qué primeros recuerdos tienes en el agua?

No se me daba muy bien nadar, y como era alta, en el club me propusieron que probara el waterpolo… después del primer día de entrenamiento ya tenía decidido que iba a jugar a waterpolo… me lo pasé genial.

Tu carrera en España se desarrolló principalmente en el CE Mediterrani obteniendo el título de Liga en la temporada 2002-2003. ¿Qué recuerdas de aquella etapa?

De esa época en el CE Mediterrani recuerdo estar rodeada de las mejores jugadoras. La mayoría formaban parte de la selección española, así que cada entreno era un lujo por el alto nivel y la disciplina que había. Ahí aprendí a querer el waterpolo en su esencia, no había ningún tipo de ayuda económica, ni a nivel de selecciones ni a nivel de clubs,… así que era dedicarle horas y esfuerzo a disfrutar de ese deporte.

Paralelamente empiezan los primeros éxitos internacionales con la selección junior en Loule y Calgary.

Recuerdo que esos veranos, con la entrenadora Mar Sanromà, trabajamos muy duro, muchas horas de entrenamiento y con mucha disciplina. Sabíamos que éste era el único camino para poder hacer un buen resultado. Incluso era la primera vez que trabajábamos con psicólogo y con biomecánico. Y tanto esfuerzo sirvió de algo, llegaron las primeras medallas en categorías del waterpolo femenino (Bronze en el europeo de Loule y Bronze en el mundial de Calgary).

Fuiste parte del equipo que participó en 2003 en el Mundial de Barcelona y que se considera como las precursoras de la actual generación que ha cosechado tantos éxitos. ¿Cómo se vive un mundial en casa?

Con 20 años y siendo de las más pequeñas del equipo recuerdo que fue brutal, durante todo el campeonato teníamos la piel de gallina. No podía creerme que tanta gente nos animara, nos siguiera y que disfrutara con nuestros partidos. Lo recuerdo como uno de los momentos más importantes de mi carrera.

Gracias a esa generación, se entró en el plan ADO con todo lo que conlleva. Parece que a la gente se le olvida que hubo waterpolo femenino antes de la etapa actual. ¿Qué cambios has percibido desde entonces?

La gente que lleva años en el mundo del waterpolo femenino sabe que si no hubiera sido por esa generación, probablemente el waterpolo femenino tal y como lo vemos ahora no existiría. Había jugadoras que entrenaban cada día después de un día duro de trabajo, que pedían vacaciones para ir stages o torneos, que “hipotecaban” su verano para poder estar a “full” con la selección, y todo esto sin compensación económica… simplemente era de admirar. Gracias a ese equipo y ese primer ADO, algunas jugadoras de la selección pueden estar sin trabajar, o pueden alargar los estudios. Las becas ADO son imprescindibles para que las jugadoras puedan dedicar el tiempo suficiente al waterpolo para conseguir grandes resultados, de otra forma sería casi imposible.

Plata en Málaga 2008

Plata en Málaga 2008

En el año 2004 te marchas a Estados Unidos donde cosechas un anillo de la NCAA en tu primera temporada. ¿Cómo es el waterpolo al otro lado del Atlántico?

Es un waterpolo duro, de muchas horas de entrenamiento y mucha disciplina. Los entrenamientos tenían hora de inicio pero no de finalización, reuniones de horas, tenías que estudiar unos dosieres de los rivales antes de los partidos, etc… Cuando tu objetivo es ganar un NCAA existe mucha presión. Además, en el caso de tener una “full scholarship”, la continuidad depende de tus resultados tanto académicos como deportivos.

El haber estudiado en América ¿te ha ayudado a la hora de reinsertarte en el mundo laboral?

Siempre ayuda tener una carrera en EEUU y tener un alto nivel de inglés. Esto último es fundamental hoy en día en cualquier carrera profesional.

Más tarde vuelves a España donde en la temporada 2009-2010 os volvéis a proclamar campeonas de Liga con el Mediterrani con algunas de las que luego han sido una parte muy importante de la selección nacional actual…

Es la liga que recuerdo con más cariño. Fue un año duro en muchos aspectos, pero supimos sobrellevarlo muy bien: éramos muy disciplinadas (aguantábamos cualquier entrenamiento que nos echaran), jugadoras con talento,… pero fue la actitud en el agua y el buen rollo entre nosotras lo que hizo que ganáramos esa liga y que fuera memorable. Te puedo asegurar que cualquier jugadora de las que formaron parte de ese equipo recuerda esa temporada de forma especial.

Y después decides marchar a la aventura y te vas a la cuna del waterpolo mundial, Hungría. Ahí obtienes dos subcampeonatos de liga. ¿Qué recuerdos tienes de esa experiencia?

Venía de EEUU, donde todo se basaba en la disciplina y el trabajo, así que me chocó ver un waterpolo totalmente diferente… el del talento. Ver niños de 12-15 años con un dominio de balón que jugadores en España solo consiguen en los últimos años de su carrera te deja sin palabras. Y esto debido a que en Hungría empiezan de muy pequeñitos trabajando mucho la técnica individual y el dominio del balón.

Probablemente, lo que me quedo de esos años es haber compartido equipo con algunas de las mejores jugadoras húngaras de la historia.

Sin olvidar la plata que ganasteis con la selección en el Campeonato de Europa de 2008 en Málaga…

Inolvidable… como nos animó la afición en ese campeonato! Esperándonos fuera de la piscina para cantarnos, animaros,… lo disfrutamos muchísimo. Recuerdo el partido de semis que ganamos contra Hungría, fue muy emocionante. Y aunque luego perdimos la final, estábamos eufóricas de conseguir la primera medalla del waterpolo femenino en una gran competición.

¿Cuáles han sido tu mejor y peor recuerdo en este deporte?

No puedo decirme por un solo recuerdo bueno, probablemente podría resumirlos en tres:

  1. Los partidos ganados o perdidos que marcaron un antes y después en mi carrera deportiva y en mi evolución como jugadora.
  2. Los momentos en entrenamientos y en viajes con las compañeras de equipo, que hace que recuerdes todo lo vivido con un cariño especial.
  3. Y todos los momentos y partidos compartidos, tanto en la selección como en el club, con mi hermana (Cristina Pardo). No hubiera vivido todo de la manera en que lo hice si no la hubiera tenido al lado.

El peor recuerdo probablemente sea el día en que decidí dejar de jugar a waterpolo, sigo echándolo de menos. Pero siempre llega ese momento en que uno debe tomar esa decisión y no mirar hacia atrás, porque en realidad, hay muchas cosas maravillosas que nos esperan fuera de la piscina.

¿Qué consejos darías a las más jóvenes dada tu experiencia?

Dos consejos:

Que para conseguir algo (ir a la selección, ganar una liga, o incluso jugar más minutos en club) hay que trabajar mucho… habrán decepciones y fallos, y serán éstos los que nos ayudarán a lograr el objetivo, de otra manera no llegaríamos nunca.

El waterpolo es una parte de la vida que hay que vivir intensamente y aprovecharla, pero no la única. Que nunca dejen de estudiar y de tener otros sueños y objetivos fuera del agua. 

Hablemos un poco de BIWPA. ¿Qué te parece y qué puede ofrecer al waterpolo actual?

BIWPA es un gran proyecto, y creo que la clave está en la diversidad de programas, en poder combinarlos con estudios y en la diversidad cultural. Creo que para jugar a otro nivel es esencial enriquecerse aprendiendo diferentes formas de entender el waterpolo, y este programa puede ofrecer esta experiencia a los jugadores en formación.

waterpolo felipe

¿Cuáles fueron tus inicios a nivel de club?

En un club muy humilde de Brasil. Tenía un entrenador que era un enamorado de este deporte, Paulo Rogelio. Entrenábamos mucho recuerdo. Después mi hermano Kiko con 25 y yo con 15 jugamos el Mundial de Fukuoka con Brasil. Hablé con Iván Pérez le comenté que tenía pasaporte y que quería jugar en España.

¿Y cómo acaba esa historia?

Tuve la suerte que Guillermo Molina acababa de fichar por el Pescara y había una plaza en el CN Barcelona. Toni Esteller –que es de los que arriesga- fichó a mi hermano que fue el primero en llegar y yo posteriormente.

Más tarde decides por marchar a Italia…

Sí. Yo tenía ese sueño de jugar la competición de las grandes estrellas. Surgió la oportunidad de ir a un club que era muy bueno para los jóvenes como era el Savona. En aquel momento tenía 21 años.

¿Cómo es el Pro Recco como club y compartir vestuario con las grandes estrellas?

Muy profesional. La ciudad vive el deporte como locos. Es un pueblo de 10.000 personas pero sí que es verdad que la relación con los jugadores es muy profesional. Están volcados en el resultados. Recuerdo que el primer año perdimos la Copa de Europa y al final de temporada nadie sabía quién iba a seguir el próximo año. El segundo año ya la ganamos y nos quedamos más tranquilos.

Hablemos ahora de tu etapa con la selección española.

El primer éxito con España es el bronce en Mar de la Plata. Y luego nueve años increíbles con la absoluta. Quizás no tuvimos la suerte de obtener un oro pero dado el contexto internacional yo lo veo como un logro. Es una etapa muy importante de mi vida en la que he construido muchas amistades y que las tendré toda la vida.

El elemento social en tu incorporación a Brasil es importante me imagino ¿no?

Así es. He visto algo más que las medallas. La función real del deporte de Alto Rendimiento. Gracias a esto he podido crear un proyecto social en Río de Janeiro de 100 niños que me llenan mucho. A veces se olvida de que el deporte también puede hacer personas mejores. En Brasil esto es una herramienta increíble. Además el waterpolo que es un deporte muy completo con valores como el equipo, el sacrificio…

Tengo que preguntártelo. ¿Cómo es Ratko Rudic de entrenador?

Es una legenda de este deporte. En Brasil decimos que si viene alguien con cuatro oros olímpicos y te dice que te rompas la cabeza contra la pared, lo haces (risas). Fuera bromas, le han propuesto un reto impresionante. Es un entrenador muy exigente pero vamos todos a una con él.

easter camp participantes felipe perrone

Felipe Perrone en uno de los campus BIWPA

¿Qué será después de Rio para Felipe Perrone…?

Esa es una buena pregunta. Con sinceridad, no lo sé. Tengo presente que cada día es más difícil vivir de este deporte pero hay que saber prepararse para el día de después. En la selección el grado de Licenciados se ha incrementado muchísimo en los últimos años y esto es un dato muy importante. Yo he acabado mi Grado en ADE y ahora pienso en prepararme como entrenador y quiero hacer un Master pero la olimpiada de 2016 lo hace difícil.

En relación a las últimas noticias que han aparecido de que hay varios clubes que atraviesan momentos delicados en el plano económico… ¿Estamos ante una desprofesionalización del waterpolo en España?

Sinceramente me duele. Es una pena que muchos jugadores no puedan dedicarse a este deporte. Yo he vivido un momento en el que se invertía mucho dinero pero esto ha cambiado. En lugar de quejarme prefiero ver su lado positivo. Es momento de reestructurar el waterpolo español y hacerlo más sostenible. Como modelo profesional hay que buscar nuevas iniciativas que nos permitan dedicarnos a este deporte. Lo que se hace hoy en día es de héroes con la dedicación que hay y lo poco que se gana.

Para cerrar la entrevista me gustaría que hablemos de BIWPA. Desde el principio has estado al 100% con nosotros. ¿Qué le has visto?

Yo creo que sobre todo es la idea y la capacidad que tiene BIWPA de desarrollar el deporte. Su potencial para enganchar a más gente en este deporte y disfrute del waterpolo.

Estamos viendo como empiezan a ver diferentes iniciativas privadas donde antes estaba lo público… ¿Cómo lo ves?

Yo lo veo bien. En base al concepto de responsabilidad social corporativa, es un camino para buscar a las empresas. Por qué no una empresa puede asociar su imagen a un deporte. Sinceramente si supiéramos vender la imagen del waterpolo sería uno de los caminos para emprender .

¿Qué recomiendas a los chicos para que vengan a BIWPA?

Lo veo como una posibilidad para ver el waterpolo de forma más intensa y una manera de conocer otras personas, otras culturas de todo el mundo y relacionarte con personas con el mismo gusto. Al final se juntan grupos humanos increíbles. Es un aprendizaje como persona y deportista.

Foto cabecera: Pilar Silvestre

Por Xabi Gómez

¿Cómo empezaste en el waterpolo?

Fue en mi ciudad, Rosario. Comencé con la natación pero por amistades me pasé al waterpolo al ver que mis amigos acaban ahí la mayoría. La decisión no fue difícil y me adapté bien porque ya controlaba la natación, sólo me faltaba el dominio con la pelota.

¿Cuál fue tu progresión dentro del Club?

Me tocó jugar con los mayores siempre porque de mi categoría no había. A los 16 años llegué al primer equipo, aprendiendo mucho y a la selección un año más. En 2007 jugué mi primer Panamericano y fue un momento especial. De ahí ya no paré.

Conociendo cómo se vive el fútbol en Argentina, ¿es igual de pasional el waterpolo allá?

La realidad es que ahí el waterpolo no lo sigue mucha gente. Este deporte en Argentina es 100% amateur y eso se nota, los jugadores se pagan todo y, más que nada es un hobbie. En mi club se entrenaba de 21:00 a 23:00 así que los jugadores iban porque querían, no había obligaciones. Eso sí, es un juego duro (risas).

¿Podemos decir entonces que el waterpolo ahí es para gente con un poder adquisitivo de clase media?

Sí. Por lo general en Buenos Aires y Rosario los clubes son grandes y las tarifas son caras. Provincial, Sportsmen… por lo general podría decirse que si.

Hablabas de juego duro. Cuéntanos un poco.

Partidos de 20-15, nadie de defiende… todo centrado en el ataque y meter gol. Los jugadores dentro del agua lo viven de una forma muy pasional. Llega el punto en el que todos empiezan a gritar. Cuando vuelvo a Argentina a ver a mi hermano y la familia, y cuando veo las piletas pequeñas, cerradas… me entra dolor de cabeza de los gritos (risas). Pero es parte de cómo se vive el waterpolo ahí. Las pulsaciones son altas, hay muchos que pierden los papeles.

echenique1

Centrándonos en tu carrera deportiva, ¿cuándo decidiste probar suerte en España?

Cuando terminé el colegio me puse a tomarme en serio la posibilidad de venir acá. Me puse en contacto con un entrenador argentino que estaba en España y me dijo que aquí las cosas estaban difíciles. Además económicamente ni mis padres ni yo podíamos solventar el pasaje.

Creo que fue Dani Ballart quien al final te hizo de enlace…

Así es. Al final, la casualidad es que llegó Dani Ballart a Santa Fé a dar una clínica con Jennifer Pareja. Quedamos en que me escribiría tanto si sí como si no. Pasaron los meses y yo ya pensaba que se le había olvidado. Pero ¡llegó su mensaje!. El CN Montjüic se portó muy bien y llegué al final de temporada cuando ellos estaban en Segunda División. Ese año ascendimos.

A la temporada siguiente seguiste en el CN Montjüic, ya en Primera…

Sí. Se armó un equipo fuerte, como para ascender a División de Honor. Fue una temporada muy buena en lo deportivo y personal.

Luego recalaste en el CN Sabadell, tu primera temporada en la máxima competición. ¿Cómo fue?

Gracias a Dani Ballart que en aquel entonces era Director Técnico del Club. Ahí estuve dos años. Fue duro, porque acostumbrarse a la exigencia física de los entrenamientos no estaba acostumbrado. Además estaba Gabi Hernández que era muy exigente también. Pero en ese sentido no tengo problemas para entrenar y entrenar. Fue duro, pero lindo, aprendí muchas cosas.

Tu juego al principio de tu etapa en España, se caracterizó un poco por esa manera ‘alocada’ que tenías de jugar. Un poco al estilo de lo que comentabas de Argentina…

Si. Ahí es cuando aprendí a defender. Todavía me cuesta (risas). Gabi me volvía loco en la defensa porque veía que no podía defender a nadie. Pero al final acabé haciendo lo que podía y fue bien.

La final de Copa del Rey 2012 que jugaste con el CN Sabadell marca un antes y un después en tu carrera…

Empecé el partido mal porque había hecho dos expulsiones y estuve un cuarto en el banquillo. Pero cuando volví estuve mucho mejor y fue una final muy bonita y entretenida para el público.

En 2013 recalas en el Atlétic Barceloneta…

Un salto muy importante por poder jugar en Europa. Este club lo tiene todo y están apostando fuerte por el waterpolo. Además ganar la Final Six… qué te voy a decir. Nunca imaginé que mi primer año en Europa podríamos lograr el éxito que obtuvimos y, además ganando como lo hicimos. Cada uno hizo su mejor partido porque si no no ganamos. Si alguno hubiese fallado no lo hubiéramos conseguido.

¿Por qué decides nacionalizarte con España?

El principal motivo es poder disputar competiciones internacionales. El waterpolo está en Europa y quiero seguir creciendo y mejorando tarde o temprano tenía que dar este paso. La gente de argentina me han comprendido y saben que tenía que hacerlo.

Hablemos de futuro. ¿Qué será de Chalo Echenique?

No descarto nada. Me gustaría jugar fuera. En Italia, Croacia, Hungría… me da igual pero me encantaría poder disfrutar de una nueva experiencia y ver otro waterpolo. Pero estoy muy contento aquí, más no se puede pedir y ojalá pueda quedarme. Ya veremos cuando el Club decida a hablarlo., en 2013 firmé por dos años y este año toca hablar.

Por Xabi Gómez.

¿Cuáles fueron tus inicios en este deporte?

Empecé muy tarde. Hacía natación en Sabadell y fue a través de prima cuando me inicié. Lo probé y al día siguiente dije que no quería volver. Pero al de tres meses lo probé otra vez y definitivamente me quedé ahí.

¿Y de ahí como seguiste?

En alevines y después me cogieron para la escuela Santa Clara, que es como una especie de CAR pero del club Sabadell. Ahí compaginé estudios hasta 4 de ESO y di el paso al CAR.

¿Estudios y deporte de Alto rendimiento es compatible?

Yo creo que tanto en Santa Clara como en el CAR te ayudan mucho con las dos cosas y te echan una mano para seguir adelante. Ya no veo la vida sin estudios ni waterpolo.

¿Cómo surge la posibilidad de ir a Estados Unidos?

Había mucha gente que se estaba marchando Paula Chillida, Alba Domínguez… y cuando era pequeña tenía ese sueño de cómo se haría eso de las becas. Me puse en contacto con AGM Sports porque no tenía mucho tiempo. El entrenador de Cal State University of Northridge se puso en contacto conmigo y en dos o tres meses ya teniamos todo hecho.

¿Cómo es un día tuyo normal con estudios y entrenamientos?

Es muy diferente dependiendo de la temporada. Cuando vine un día normal era entrenar a las 05:45 AM hasta las 08:45 AM, recoger la piscina para poder a entrenar por ser freshman (Novato). Entonces me iba a la habitación y de 15:00 a 16:00 gimnasio. Luego a estudiar o a hacer deberes… Ahora durante la temporada es más llevadero pero las pretemporadas son difíciles.

paulaabellan2

¿Qué es la Hell Week?

Cuando vienes de winter break (navidades), desde enero es una semana libre antes de empezar las clases. El entrenador puede decir 20 horas de entrenamiento. Era incredible. Entrenabamos de 8:00 a 11:00 y de 13:00 a 17:00 y las pesas eran mortales.

¿Cómo va la temporada?

Bien. Empezamos mal porque el entrenador es nuevo y las chicas nos estamos acostumbrando pero cada vez ganamos más partidos.

¿Has coincidido con más chicas españolas?

Si. Con Clara Espar, Roser tarragó, Claudia, Blanca y Alba. En España no te hablas mucho pero aquí es diferente. Es raro porque en España somos rivales pero aquí somos como amigas.

¿Piensas estar 4 años en USA?

No lo se. Tengo que aprovechar la oportunidad la verdad. Clara Espar me dio muchos consejos, me dijo que la familia siempre estaría en Barcelona y que aquí el Segundo año la cosa iba mejor y que estaría más cómoda.

¿Recomiendas esta experiencia a otras chicas en España?

Si. La recomiendo aunque sea para un año. Hay mucha gente que me está diciendo que va air el próximo año y yo les digo que se vengan. La oportunidad y la experiencia es única.

¿Sigues el waterpolo aquí?

Lo que puedo porque el horario es complicado. Seguí la Copa de la Reina. Y tampoco sigo mucho a la selección porque entre deberes y entrenamientos no tengo tiempo. He de decir que, en parte, ve vine aquí porque una vez que salí del CAR sabía que mis aspiraciones no pasaban por ir a la selección.

 ¿Cómo empezaste en este deporte?

Todo empezó en el colegio, donde aprendí a nadar. Gracias a José Lorenzo que fue el que me metió en el waterpolo, a partir de ahí fui al CE Mediterrani en infantil y desde entonces estoy enganchado a este deporte.

Digamos que es en Mediterrani donde debutas pronto como portero del absoluto pero, es en Sant Andreu donde comienzas a madurar entre los tres palos.

Así es. Estuve tres años en el ‘Medi’ y luego ya pasé al Sant Andreu. Ahí es verdaderamente donde me formo. Ocho temporadas donde aprendí mucho como portero de División de Honor.

En 2008 fichas por el Atlétic Barceloneta como segundo portero de Víctor García.

Llegaba con 27 o 28, Víctor y yo nos llevábamos muy bien pero era una competición pura. Santi Fernández, técnico en aquel entonces, nos decía que quien estuviese mejor jugaría esa semana. Si jugaba uno u otro, no había enfados más allá de lo deportivo.

Un poco como sucedía con la selección con Iñaki Aguilar…

Si al final es una competición sana. Yo creo que es bueno competir cada entrenamiento porque al final eso te hace mejorar.

En 2009 empiezan el rodillo del Barceloneta en las competiciones nacionales. ¿Cuáles son en tu opinión las claves del éxito?

La gente dice que la inversión económica. Obviamente este es un factor importante porque te permite tener buenos jugadores pero además yo creo que también aquí se ha iniciado un modelo de trabajo muy importante y que está dando sus frutos.

danilopezpinedo4

El cenit de tu carrera a nivel de clubes llegó el año pasado con la Final Six…

Es una sensación increíble. Es cierto que teniendo en cuenta el presupuesto de los seis primeros nosotros manejamos unas cantidades inferiores. Ahí se invierte mucho más. El caso del Pro Recco es bastante ejemplar. Este año están barriendo en la liguilla y como sigan así pocos podrán plantarle cara. Pero bueno, volviendo al año pasado creo que fue un éxito impresionante que no lo esperábamos. Teníamos claro, eso si, que queríamos llegar lejos y para eso el club había invertido.

Sin embargo, este año lleváis un par de jornadas con algún que otro bache en Liga…

Si llevamos un mes duro. Las condiciones que tenemos este año son difíciles. Brasileños que tienen que jugar fuera, lesiones… No estamos todos en los entrenamientos. Nos está pasando factura pero yo creo que el equipo llegará a mayo en buenas condiciones porque ya veo que en los entrenamientos estamos volviendo a recuperar buenas sensaciones.

Este verano el nuevo seleccionador Gabi Hernández te dejó fuera de la selección. ¿Cómo valoras la situación pasados unos meses?

Pasan las convocatorias y ves que no estás. Nunca he renunciado ni renunciaré a jugar con la selección. Seguiré trabajando y esperaré la llamada si algún día llega.

¿Cómo ves a la selección actualmente?

Está en pleno cambio. Hay que dar tiempo, porque este año no hay competición y tenemos que darle partidos a los jóvenes porque la mayoría no esta jugando Copa de Europa. No tienen competiciones internacionales y al final sólo están jugando la Liga. Es un salto demasiado grande.

¿Y a Lorrio y Tebar?

Son dos porteros jóvenes que están preparados para jugar pero creo que evidentemente les faltan partidos internacionales como al igual que pasa con los jugadores. En este deporte no hay milagros.

danilopezpinedo3

Hablemos de futuro. Háblame de Miki Linares.

Es un porterazo Miki. Le queda trabajar mucho pero yo le veo condiciones para ser uno de los mejores porteros de España y por que no, a nivel internacional. Vamos a ver cómo se desarrolla pero por ahora tiene buena pinta.

Preparando la entrevista, llegué a la conclusión de que a Dani Pinedo le ha llegado tarde el éxito en comparación a otros porteros que ya desde jóvenes se auparon hasta lo más grande.

Si estoy de acuerdo. Es cierto que la carrera del portero es más larga que la de los jugadores y cuando éstos últimos tienen 15 años deportivamente hablando, los porteros podemos tener 20 más o menos.. La carrera del portero es difícil.

¿Crees que aquí se trabaja bien con los porteros?

En España no se trabaja bien esta posición y quizás esto es lo que hace que un portero serbio a los 20 años sea bueno y a uno español todavía le quede mucho. Nosotros trabajamos a base de errores. Así de simple. A partir de los 26 años es cuando en España un portero se va consagrando.

¿Qué hará Dani Pinedo cuando cuelgue el bañador?

Ya veremos, me veo bien (risas). Tengo 34 años y todavía me quedan tres o cuatro temporadas si el cuerpo aguanta. También es cuestión de contratos etc. Pero en principio quiero seguir hasta que pueda físicamente. De todos modos, seguiré vinculado a este deporte y me gustaría enseñar a los jóvenes y ponérselo más fácil de lo que hemos tenido nosotros.

¿Waterpolo en verano?

Sin duda. Creo que excepto los jugadores internacionales, el resto pasa demasiado tiempo parado en estas fechas. En el resto de Europa ya existen este tipo de ligas. Puede ser Beach Polo o como en invierno entre clubes. Montenegro, Croacia… El waterpolo es un deporte de verano y es una manera de que la gente que no va a la selección, tenga ritmo.

danilopezpinedo1

¿Qué te parece BIWPA?

Muy interesante. Como te he dicho antes a nivel público andamos un poco estancados y este tipo de iniciativas son muy buenas para salir adelante. Me hace pensar que el waterpolo está vivo.

¿Qué aptitudes tiene que tener el portero?

Es una combinación de muchas cosas. Carácter, físico, cabeza, liderazgo… Creo que es una posición solitaria pero que reúne muchas cosas de este deporte.

Semana Santa Campus BIWPA de Dani Pinedo ¿tienes ganas?

Muchas. Será el primer campus en la historia específico para porteros. En los clubes hay condiciones más difíciles porque solo hay un entrenador y nosotros, los porteros, estamos acostumbrados a ir a nuestra bola y a hacer nuestros entrenamientos. Así que animo a todos los porteros a venir porque tendrán atención al 100%.

Prev123455Next