All posts in Entrevistas

Toni Esteller

El equipo de BIWPA ha tenido la oportunidad de entrevistar a Toni Esteller, un reconocido entrenador de waterpolo dentro del  panorama internacional.

Nacido en Barcelona en el año 1955, Esteller ha sido seleccionador de la absoluta, y su carrera ha ido unida a la trayectoria del club C.N Barcelona, del que forma parte desde hace más de 20 años.

A lo largo de la entrevista comprobaréis que su manera de entender el waterpolo, deja entrever una fuerte personalidad, tanto en el plano deportivo como en el personal.

Sin pelos en la lengua, directo y sincero, Esteller no deja indiferente a nadie. Esperamos que  disfrutéis de la entrevista tanto  como disfrutamos nosotros haciéndola.

¡Hola Toni! Para los que no te conozcan, ¿cómo te definirías deportivamente?

Mi mayor atributo es la capacidad de entender a los jugadores: tanto en los entrenamientos, como en los partidos. Soy capaz de leer lo que hacen, qué piensan y cómo actúan. Soy muy tenaz; o mejor dicho, muy insistente.  En todo.

Fuiste entrenador de tu propio hijo Joel.¿Cómo lo llevaste?

Con él fui especialmente exigente. Como entrenador estás preparado para infinidad de situaciones; pero yo creo que nadie está preparado para entrenar a su propia sangre. Es casi imposible separar la parte humana de la deportiva,  así que imagínate en estas circunstancias. Como entrenador, con mi hijo fui excesivamente duro. Él lo llevó mejor que yo con diferencia, porque ha aguantado lo inaguantable.

Toni Esteller

-¿Y cómo recuerdas tu paso como entrenador de  la selección española de waterpolo?

Tengo distintos recuerdos. Piensa que fui entrenador de la absoluta muy joven, con 32 años. Además cuando entré había un boicot contra mi persona…

¿…?

Del C.N Montjuïc. Durante mi primer año como seleccionador, combinaba esa tarea con ser entrenador del C.N. Catalunya. Desde el C.N,MontjuÏc, uno de mis rivales en la liga en aquel momento, querían demostrar que ser entrenador del C.N. Catalunya y seleccionador al mismo tiempo, podía ser un conflicto de intereses.

¿Existió tal conflicto de intereses?

Seguí criterios estrictamente deportivos. Además, recordemos que yo acepté la propuesta de la federación para entrenar a la absoluta, una vez ya había empezado la liga. Pero en el Montjuïc pensaban que favorecería al Catalunya. Y eso que yo había seleccionado a 8 jugadores de su equipo para entrar en la convocatoria. Pero aún así seguía habiendo mucha presión.

¿Cómo la afrontaste?

Yo creo que todo lo que te pasa, te enseña y te forma como entrenador. No sólo el boicot. A mí también me formaron otras cosas: el tener que realizar la transición del equipo nacional de waterpolo; dimitir por diferencias con la directiva… Todo ese conjunto de sensaciones y experiencias, es lo que genera el aprendizaje de la persona y del entrenador; es un proceso continuo.

¿Y por qué dimitiste como entrenador de la selección española de waterpolo?

Yo entré y me encontré un boicot. Y ya pensé: ‘¿Qué es esto?’. Y, después de realizar la transición del equipo, ciertas diferencias con la directiva, sobre el enfoque de las olimpiadas del año 92, me hicieron decidir. Dimití. Y lo hice, cuando faltaba sólo año y medio para conseguir el sueño de cualquier entrenador de waterpolo: ser seleccionador del 92. 

¿Te arrepientes de no haber estado en los JJOO de Barcelona 92?

Fue durísimo. Mucho. Y reconozco que en un primer momento no quería vivir la olimpiada, prefería irme de vacaciones. Pero mi mujer me animó a afrontar la olimpiada. Y además Santi Carreras de Catalunya Radio, me dio la oportunidad de vivir los JJOO como periodista colaborando en las retransmisiones. Y siempre le estaré agradecido porque fue una experiencia increíble y diferente; gracias a eso acabe disfrutando mucho del movimiento olímpico.

¿Qué opinión te merece la consideración social del waterpolo, en nuestro país, hoy en día?

Hay que ser crítico. En Catalunya presumimos de ser un país muy polideportivo, que fomenta mucho el deporte, que tenemos muchos olímpicos… Cada vez hay más reminiscencias franquistas en la actitud de los políticos con el deporte..En la época de Franco se utilizaba el fútbol y los toros como elemento político.  Actualmente, el tema del futbol tiene una cierta connotación similar, ya que una parte de los políticos se sirven de este deporte para consideraciones políticas propias. Y en un país que se las da de polideportivo, echo en falta un apoyo más sólido, presencial y de discurso, hacia deportes como el waterpolo.

¿A quién te refieres?

A las élites políticas. Se llenan la boca cada cuatro años, o cuando se gana un mundial de hockey; pero más allá de eso, en el día a día ese apoyo no existe. Me gustaría hacerles entender que hay algo más allá del Barça-Madrid en la vida deportiva catalana. Y aunque yo mismo sea culé -muy culé-, considero que a la élite política sólo le preocupa que acudir a un evento deportivo les reporte presencia mediática. Por eso apoyan al FC Barcelona, a sabiendas de que es una entidad que ya está plenamente consolidada a pie de calle. A pesar de que el FCB no requiera ni de lejos el mismo apoyo político que necesitan otros deportes, como el waterpolo.

Toni Esteller

Pero algunos representantes políticos si que vendrían …

Las élites políticas tienen el deporte como una herramienta para las urnas. El discurso de la casta política en relación a los deportes minoritarios son todo palabras, y pocos gestos. Los políticos solo vienen a ver partidos de deportes autóctonos –o considerados como- minoritarios, en contadísimas ocasiones o cuando se acercan las elecciones. Es así de claro.

-¿Y qué sugieres?

A mi me gustaría que el señor Mas venga a ver, por ejemplo, un partido de waterpolo cuando quiera, y cuando nadie se lo espere. Un gesto así ayudaría a entender que hay más deportes que el futbol. Con su presencia daría a entender mucho más que enviando al regidor de deportes de turno, y ayudaría a difundir y engrandecer la cultura y el deporte catalán.

-¿Somos referentes en waterpolo?

En este país tenemos ideas muy válidas para apoyar al waterpolo y en general a todos los deportes minoritarios, pero necesitamos más. En nuestro caso, por ejemplo, el proyecto de BIWPA demuestra que hay ganas y mucho por decir y hacer; así que con un poco más de apoyo institucional y consideración social, con las instalaciones del CAR de Sant Cugat, todos los clubes, la selección y junto con otros muchos agentes, Catalunya puede erigirse a corto plazo como uno de los mayores referente en waterpolo del mundo. 

-¿Qué valoras, como entrenador del proyecto BIWPA?

BIWPA, es una apuesta novedosa para crecer en este deporte. Muchas veces los clubs, por distintos motivos, no pueden absorber individualmente el crecimiento y el desarrollo a la excelencia de cada jugador. Así que los periodos de tecnificación son necesarios y muy útiles. BIWPA es una idea muy buena, novedosa y atractiva, así que deseo que tenga mucho éxito porque facilita la mejora de cualquier jugador nacional o internacional en nuestras tierras. Además este proyecto va mucho más allá del típico concepto de ocio deportivo. Es un proyecto serio sobre la mejora y la excelencia de los jugadores de waterpolo, y su tecnificación.

-Para acabar, contesta en pocas palabras y completa las frases…

Playa o piscina… playa.

Una comida preferida… el arroz a banda.

El waterpolo es… un deporte y una profesión fantástica.

Un amuleto o rito… he tenido algunos, pero el último un muñeco de mi hija, una rana verde. Tenía a mi hijo en el agua y el muñeco en la mano, era gracioso.

Una consigna para ganar… no existe, eso es para los libros, creo en la preparación.

Toni esteller final blog2

-Muchas gracias por atendernos Toni !!

¡Gracias a vosotros y suerte con el proyecto!

El pasado 1 de marzo en El Sorrell (Barcelona), la selección española masculina de waterpolo, se jugaba el pase a los Campeonatos Europeos de Budapest 2014.

La absoluta había vencido a la selección de Ucrania en la ida de los play-off, con un contundente 5-17.  Dicho esto, la vuelta no debía complicarse y el encuentro era, más bien, un trámite para sellar el pase a los europeos.

La selección trabajó duro en las instalaciones del CAR de Sant Cugat para preparar el partido, teniendo en cuenta la incorporación de seis nuevos jugadores al equipo.

Por lo que respecta al ‘match’, España fue superior durante todo el encuentro. El equipo ucraniano no tuvo ninguna opción. De hecho, cuando Gaby Hernández vio como se desarrollaba el partido, no dudó en dar minutos de juego a los debutantes.

Fue después del primer cuarto (4-0), cuando el seleccionador decidió meter en el agua a los menos habituales.

Entre ellos estaba Alejandro Bustos, jugador del CN Canoe. El joven, de tan sólo 16 años, era por primera vez convocado con la absoluta e incluso se estrenó como goleador.

ALEJANDRO BUSTOS3

Bustos, que se preparó en el CAR de Sant Cugat, con el resto de la selección declaró a BIWPA: “entrenar con ellos fue, para mí, algo especial. Son mis ídolos, es algo con lo que cualquier chaval sueña cuando está empezando”. 

“Todos los jugadores son grandes personas, tanto dentro como fuera del agua. Era mi primera convocatoria con Gaby Hernández y personalmente pienso que es muy buen entrenador, pero sobre todo, muy cercano a sus jugadores”, decía Bustos. 

El madrileño, también nos comentaba que las sensaciones antes del partido eran especialmente intensas: “Me sentía raro; era como si volviera a jugar mi primer partido de waterpolo. Pero una vez me tiré al agua, todo eso se me olvidó y me dediqué a jugar e intentar ayudar al equipo tanto como pudiese”.

Alejandro Bustos, se siente ‘muy satisfecho’ por haber cumplido el objetivo que se habían marcado respecto a los europeos. Y añade que siempre es un orgullo jugar con España.

Sobre afianzarse en la convocatoria de la absoluta, Bustos no quiere adelantarse a los acontecimientos: el trabajo diario y el entrenador decidirán. Por mi parte seguiré teniendo mucha ilusión, ganas de trabajar y de representar a mi país”.

De momento, lo que sí es seguro es que Alejandro Bustos, jugador del Real Canoe Isostar; jugará este fin de semana -8 y 9 de marzo- la Copa del Rey de waterpolo que se disputará en las instalaciones del C.N Sant Andreu. 

Desde BIWPA queremos dar la enhorabuena tanto a él, como a todos los jugadores de la selección y a su entrenador, por la clasificación para los europeos de Budapest 2014.  ¡Felicidades a todos, chicos!

SEWP

Selección Española de Waterpolo

Al plantearme este escrito iba a hablar del waterpolo como deporte minoritario o del éxito efímero de nuestro deporte en cuanto a repercusión mediática y social. Pero, no me da la gana ser un llorón o quejarme de nuestra salud, porque pienso que este sentimiento de inferioridad respecto de otros deportes o hacia los medios de comunicación y la divulgación que hacen, es un mal endémico que tenemos que dejar atrás. Nuestra punto de partida y más fuerte es que somos diferentes, únicos, y aparte, somos buenos. Sumando los resultados exitosos (de las últimas temporadas sí, pero de las 2 últimas décadas también), el boom del waterpolo femenino, la cantidad de clubs que compiten en categorías inferiores, el desarrollo a mejor de todos éstos, la evolución de las diferentes categorías, el crecimiento de los técnicos.., tenemos que hablar de minoritario ? Noooo ¡! No es nuestro sentimiento y menos en nuestra tierra, Catalunya. Claro que podríamos estar mejor, pero para eso hacemos las cosas, para ir hacia delante, no hacia atrás.

Si echamos una ojeada atrás, encontraremos un año dorado de resultados, femeninos sobretodo: el 27 de abril el CN Sabadell  se proclamaba en Hungría, y después de un ambiente infernal en semifinales, Campeón de Europa por clubes. El 2 de agosto, en las piscinas Bernat Picornell de Barcelona, la selección española femenina quedaba, por primera vez en su historia, campeona del mundo, en medio de una grada enloquecida. El 25 del mismo mes, en Volos, Grecia, las Juniors españolas conseguían la medalla de plata en su Mundial sub20. Y, para acabarlo de redondear, las más pequeñas, las Juveniles, 2 semanas más tarde, el 8 de setiembre, fueron subcampeonas de Europa sub17 en Istanbul, Turquía.

Espectacular, para decirlo corto y conciso, la temporada del waterpolo femenino. Y si tiramos un poco más atrás en el tiempo, veremos que el éxito no es fruto de la nada. Medalla de plata femenina en los JJOO de Londres 2012, campeonas del Mundo Junior ellas en Trieste (Italia), y subcampeones los chicos Junior en Grecia en 2011. En el mismo verano, las juveniles hicieron 3s de Europa en Madrid, y los chicos en Rijeka (Croacia), a parte de la 1ª Copa de Europa del Sabadell femenino. I no tiraré más allá para no calentaros la cabeza.., pero bastantes medallas se habían conseguido y semifinales disputado ya. I sólo hablo de resultados internacionales, porqué a nivel nacional, los éxitos son incontestables para nuestro waterpolo. Y hablo de todo el waterpolo, sin discernir sexo o edad.

Ferran Plana

Mi idea no es compararnos con otros deportes, porqué todo el mundo trabaja al máximo de sus posibilidades en función de los recursos (humanos y materiales) de qué disponga, pero si repasamos el resto de deportes de nuestro país, parece complicado encontrar alguno con el mismo éxito, en diferentes categorías y géneros (sólo quiero citar el básquet, que año tras año revienta todos los medalleros en masculino y femenino en todas las edades. BRAVO por ellos!!).

Estos recuerdos de los últimos tiempos, no hacen nada más que remarcar y plasmar con resultados las muchas y muchas horas de trabajo y volumen de deseo, ilusión y ganas que invierten en nuestro deporte, el waterpolo, tanto los jugadores, como los técnicos, y de otras personajes pluriempleados (para decirlo de alguna manera, ya que hacen absolutamente de todo) que son los encargados de llevar a la práctica los programas de entrenamiento y deportivos de clubes y federaciones.

A nivel español, ha subido el nivel, el número de clubes, así como el desarrollo de waterpolo, pero a nivel catalán (que es del que realmente tengo más conocimiento), el aumento de los últimos años ha sido exponencial, en jugadores, en equipos, en estructura técnica.., en evolución en definitiva.

Un ejemplo que así lo plasma se produjo el pasado domingo 6 de octubre, en el cuál y coincidiendo con la Copa Catalunya de División de Honor, se les hizo un homenaje a las 43  !! (sí sí, habéis leído bién, 43 !!) jugadoras de waterpolo catalanas que fueron medallistas internacionales durante la última temporada, la 2012-13, a parte de los 5 técnicos que formaron parte de los exitosos staffs (de selecciones y club). Todos estos premiados sólo son la punta de lanza de un deporte, en muchos lugares visto como minoritario, pero que nosotros consideramos diferente y único, y que en Catalunya, nuestra tierra, es potentísimo, y goza de una salud buenísima en todas las edades y géneros. Y por lo que sé, y conozco, la “rebelión” de este deporte fuera de nuestro territorio (País Vasco, Navarra, Zaragoza o Sevilla para citar ejemplos claros) también es importante, y bregan día a día para crecer en todos los sentidos y sin pensar si son superiores, inferiores o iguales: ellos trabajan. Y nosotros también.

Ferran Waterpolo

Ferran Plana con la selección española U18

Claro que hay aspectos que no ayudan a nuestro desarrollo y que preferiríamos que fueran de otra manera, pero en vez de rendirnos y enseñar la bandera blanca, las tomamos y les “damos la vuelta”, para seguir adaptándonos y crear nuevas situaciones provechosas. Porque, hoy en día, ¿quién no tiene algún problema relacionado sobretodo con temas económicos ?

Pero, a nivel de clubes se las piensan todas para ir pasando las penurias sin dejar de invertir en lo más importante, el waterpolo en categorías de iniciación y formación. Y por otro lado, desde ámbitos federativos, se va intentando adaptar las necesidades técnicas con las posibilidades reales económicas (competición más ajustada, desplazamientos más cortos, más competición concentrada en fines de semana intensos…). Y siempre con la idea de fondo, de concepto, que somos “profesionales” (esta palabra no va con las horas, jornada o sueldo, y si con la disposición hacia el trabajo que tiene cada uno) del waterpolo, al fin y al cabo un deporte, un derecho y un placer de la sociedad. Vaya, que somos unos privilegiados, que formamos y educamos a través del deporte.

Claro que querríamos salir mucho más en los medios de comunicación.., pero no nos engañemos… Nuestro país no tiene cultura deportiva, tiene cultura futbolera ! Y el resto a remolque, porqué lo que la gente lee, mira, ven.., es futbol.., y un poco de básquet.. de Alonso y Nadal.., y poquita cosa más. Luego, el resto a “competir” para que se nos publique, escriba, grabe y “de bola” en contadas ocasiones. Y si en estas puntuales citas (grandes eventos nacionales, pero sobretodo, internacionales) aparecemos, querrá decir que los estamos haciendo bien ! Muy bien ! Aunque al cabo de un mes la sociedad se olvida, seguiremos trabajando todo el año, para volver a aparecer cuando toque, para volver a reunir la masa social que se engancha con las victorias y la épica de un deporte tan sacrificado. Si durante la temporada “pillamos” algún artículo, algún documento, algún corte en algún programa deportivo o de actualidad.., bienvenido será ! Y, creedme, a menor escala, ya son muchísimos los clubes – federaciones – asociaciones – jugadores – técnicos.., que han entrado en la era del 2.0, o sea: perfiles de twitter i Facebook, blogs, páginas web…, con la cual cosa los que estamos dentro del mundillo del waterpolo tenemos y nos damos toda la información que podamos necesitar. Seguramente si consiguiésemos sacar ésta, a esferas más globales, creceríamos más, pero, poco a poco…

Ya para ir acabando, espero haber conseguido mi objetivo con estas líneas: salir de los estandartes y de los prejuicios que nos ven como un deporte minoritario (decidle reivindicación si queréis). Lo dirán “ellos” (quien sea), pero por supuesto que no lo pensamos desde “dentro”. No pensamos en excusas, y sí en encontrar soluciones. No queremos llorar, sino cambiar y adaptarnos. No conocemos otra vía que el trabajo. Seguramente seguimos los mismos conceptos y filosofía de tantos otros deportes que vulgarmente se los denomina como “menores”, y que tanto se valoran a sí mismos. Este es el único camino: sentirse totalmente pleno y realizado, para, poco a poco, paso a paso, ir consiguiendo la misma visión para los que se lo miran desde “fuera”.

Aprovechando que Clara Espar ha pasado las vacaciones de Navidad con su familia en Barcelona, BIWPA ha querido conocer como es su nueva vida en EEUU.

Clara Espar Llaquet, de 19 años, nacida en Barcelona en una familia de deportistas, su padre fue entrenador de balonmano del FC Barcelona y su madre atleta de fondo, corre maratones. Clara es internacional con  la selección española de waterpolo femenino absoluta, Sub-campeona del mundo Volos 2013 y actualmente  jugadora de la  San José States University cursando estudios de Hospitality, Turism and Business.

¿Qué destacarías de tu trayectoria deportiva?

Clara Espar: Destacaría el hecho de haber subido con las jugadoras con las que he crecido. Hemos ido creciendo deportivamente todas juntas, estando muy cómodas entre nosotras tanto fuera como dentro del agua. El hecho de trabajar con un grupo homogéneo que seguía una misma metodología de trabajo nos ha facilitado que este nexo de unión, que es el CAR,  potencie nuestras capacidades y nos permita entrar en primeros equipos.

Jugadora-water-polo-EEUU

Clara Espar SJSU

¿Por qué decides irte a EEUU? 

C.E: Desde pequeña soy fan de los EEUU y siempre he querido irme  a vivir allí. Debería haberme ido el año pasado, pero por motivos personales no lo hice. Después decidí que necesitaba cambiar un poco de la vida que llevaba aquí y que tenía que hacer realmente lo que siempre había querido. No quería que nada de Barcelona me retuviese, tenía que intentarlo.

¿Te ha costado adaptarte? 

C.E: La verdad es que no mucho. California se parece un poco  a Europa. No tuve ningún problema, excepto con la comida. Al final he tenido que adaptarme a la comida, pero ha tenido sus consecuencias (se ríe).

¿Cómo es el día a día de una deportista universitario?

C. E: Entrenamos de 6h a 9h o de 7h a 10h de la mañana, y por la tarde vamos al gimnasio de 16h a 17h a trabajar pesas. En el primer semestre no puedes entrenar más horas de las que marca la NCAA. En el segundo semestre hacemos dos semanas de pretemporada donde los horarios cambian un poco: de 7h a 9h de la mañana, de 14h a 17h de la tarde de lunes a sábado.

¿Tenéis muchos partidos de preparación durante el semestre?

C. E: He tenido un partido de exhibición contra las ex alumnas de mi universidad. Y después tuvimos un torneo en Stanford.

¿La metodología que usáis es muy diferente a la de aquí?

C. E: La disciplina se entiende de otra manera, aunque no esté el entrenador la capitana suple su función.  Podemos entrenar sin entrenador, es mucho más serio.Los americanos suelen ser así trabajando también. No sé si les gusta o no lo que hacen, pero al menos lo parece. Están trabajando y no se quejan. 

¿Recomendarías tu experiencia en EEUU a otras waterpolistas?

C.E: El primer año es duro sobre todo por el idioma. Te ayuda a madurar y aprendes muchas cosas tanto a nivel deportivo, como académico o personal.Para una persona de allí es más fácil expresarse, a nosotras nos puede costar más por el vocabulario.

¿Cómo es la competición allí?

C.E: Yo he jugado un torneo y la competición es muy intensa. Allí todos los partidos están bastante igualados. Cabe destacar que nosotras, respecto a nuestras compañeras americanas, somos jugadoras diferentes con más visión del juego y mayor técnica individual. En EEUU el juego es más físico y táctico, allí las jugadas están  mucho más definidas.

¿Cuál es tu valoración de los 4 años que has pasado en el CAR?

C.E: A nivel personal, el CAR de Sant Cugat, ha sido una gran experiencia y deportivamente me ha aportado mucho. Puede que los primeros años fuese la principal fuente de aprendizaje y la más exigente, teníamos que ponernos a la altura de las demás jugadoras mayores que nosotras. El último año nos ayudó a formar parte de los equipos absolutos de nuestros clubs.

¿Te gustaría quedarte a vivir en EEUU?

C.E: La verdad es que no lo sé, no lo descarto pero de momento no tengo nada decidido.

¿Qué es lo que más echas de menos cuando estás allí?

C.E: La familia, los amigos, el club y la comida de casa. A veces también echo de menos entrenar un poco más tarde.

Por último, ¿quieres destacar algo? 

C.E: Me gustaría destacar que ir a EEUU a jugar y a estudiar es una experiencia que se debe vivir si se tiene la oportunidad. Además de perfeccionar el idioma, aprendes una nueva cultura, un nuevo estilo de vida y conoces nuevos métodos de entreno que te enriquecen como deportista.

Prev12345