Aprovechando que Clara Espar ha pasado las vacaciones de Navidad con su familia en Barcelona, BIWPA ha querido conocer como es su nueva vida en EEUU.

Clara Espar Llaquet, de 19 años, nacida en Barcelona en una familia de deportistas, su padre fue entrenador de balonmano del FC Barcelona y su madre atleta de fondo, corre maratones. Clara es internacional con  la selección española de waterpolo femenino absoluta, Sub-campeona del mundo Volos 2013 y actualmente  jugadora de la  San José States University cursando estudios de Hospitality, Turism and Business.

¿Qué destacarías de tu trayectoria deportiva?

Clara Espar: Destacaría el hecho de haber subido con las jugadoras con las que he crecido. Hemos ido creciendo deportivamente todas juntas, estando muy cómodas entre nosotras tanto fuera como dentro del agua. El hecho de trabajar con un grupo homogéneo que seguía una misma metodología de trabajo nos ha facilitado que este nexo de unión, que es el CAR,  potencie nuestras capacidades y nos permita entrar en primeros equipos.

Jugadora-water-polo-EEUU

Clara Espar SJSU

¿Por qué decides irte a EEUU? 

C.E: Desde pequeña soy fan de los EEUU y siempre he querido irme  a vivir allí. Debería haberme ido el año pasado, pero por motivos personales no lo hice. Después decidí que necesitaba cambiar un poco de la vida que llevaba aquí y que tenía que hacer realmente lo que siempre había querido. No quería que nada de Barcelona me retuviese, tenía que intentarlo.

¿Te ha costado adaptarte? 

C.E: La verdad es que no mucho. California se parece un poco  a Europa. No tuve ningún problema, excepto con la comida. Al final he tenido que adaptarme a la comida, pero ha tenido sus consecuencias (se ríe).

¿Cómo es el día a día de una deportista universitario?

C. E: Entrenamos de 6h a 9h o de 7h a 10h de la mañana, y por la tarde vamos al gimnasio de 16h a 17h a trabajar pesas. En el primer semestre no puedes entrenar más horas de las que marca la NCAA. En el segundo semestre hacemos dos semanas de pretemporada donde los horarios cambian un poco: de 7h a 9h de la mañana, de 14h a 17h de la tarde de lunes a sábado.

¿Tenéis muchos partidos de preparación durante el semestre?

C. E: He tenido un partido de exhibición contra las ex alumnas de mi universidad. Y después tuvimos un torneo en Stanford.

¿La metodología que usáis es muy diferente a la de aquí?

C. E: La disciplina se entiende de otra manera, aunque no esté el entrenador la capitana suple su función.  Podemos entrenar sin entrenador, es mucho más serio.Los americanos suelen ser así trabajando también. No sé si les gusta o no lo que hacen, pero al menos lo parece. Están trabajando y no se quejan. 

¿Recomendarías tu experiencia en EEUU a otras waterpolistas?

C.E: El primer año es duro sobre todo por el idioma. Te ayuda a madurar y aprendes muchas cosas tanto a nivel deportivo, como académico o personal.Para una persona de allí es más fácil expresarse, a nosotras nos puede costar más por el vocabulario.

¿Cómo es la competición allí?

C.E: Yo he jugado un torneo y la competición es muy intensa. Allí todos los partidos están bastante igualados. Cabe destacar que nosotras, respecto a nuestras compañeras americanas, somos jugadoras diferentes con más visión del juego y mayor técnica individual. En EEUU el juego es más físico y táctico, allí las jugadas están  mucho más definidas.

¿Cuál es tu valoración de los 4 años que has pasado en el CAR?

C.E: A nivel personal, el CAR de Sant Cugat, ha sido una gran experiencia y deportivamente me ha aportado mucho. Puede que los primeros años fuese la principal fuente de aprendizaje y la más exigente, teníamos que ponernos a la altura de las demás jugadoras mayores que nosotras. El último año nos ayudó a formar parte de los equipos absolutos de nuestros clubs.

¿Te gustaría quedarte a vivir en EEUU?

C.E: La verdad es que no lo sé, no lo descarto pero de momento no tengo nada decidido.

¿Qué es lo que más echas de menos cuando estás allí?

C.E: La familia, los amigos, el club y la comida de casa. A veces también echo de menos entrenar un poco más tarde.

Por último, ¿quieres destacar algo? 

C.E: Me gustaría destacar que ir a EEUU a jugar y a estudiar es una experiencia que se debe vivir si se tiene la oportunidad. Además de perfeccionar el idioma, aprendes una nueva cultura, un nuevo estilo de vida y conoces nuevos métodos de entreno que te enriquecen como deportista.