ENTREVISTA POR YASMINA ARMESTO

Apasionado, entregado y sincero; pero duro, imprevisible y transgresor. Así es Mariano García Barguilla. Entrenó a grandes como Miki Oca, Toto o Estiarte, entre muchos otros. Fue a los juegos de Olimpiadas de Seul 1988 como preparador físico de la Selección Española, y diseñó el equipo de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, junto con Toni Esteller. Y aunque los métodos de entrenamiento de Mariano García eran un tanto controvertidos, o poco comprensibles, sirvieron para reformular la manera de entender el waterpolo en España y lo hicieron más competitivo.

Este madrileño se ha entregado al waterpolo durante medio siglo, en múltiples facetas y equipos. Ahora que está ‘casi jubilado’, ha decido fundar un club de waterpolo y está muy presente en Internet, dónde comparte sus conocimientos técnicos a través su blog  y su propio canal en Youtube. En la siguiente entrevista repasamos sus más de 4 décadas como profesional del waterpolo español.

¿Cuándo conoce Mariano García el mundo del waterpolo?
En los años 60 y tantos. Vivía en las casas del Parque Móvil (PMM), había piscina y un club que jugaba, por aquel entonces, a waterpolo en Liga Nacional. Allí empecé a tomar nota.

Después fuiste uno de los ideólogos de la ’escuela de Madrid’. ¿Cómo era aquél grupo de jóvenes?
Un grupo elegido por mí, y señalado y criticado por el resto de los clubes.En ese lugar se entrenaba a un nivel, en el que yo entendía que se debía entrenar, para ser un especialista. No había colores sino ganas de superación y de mejora.

¿Qué diferencia había entre el waterpolo de Madrid y el de Cataluña en aquel entonces?
Un huevo y una gallina. No había hambre de ganar y el mentar a un equipo catalán ya hacía temblar las piernas. Los jugadores eran parecidos, pero la actitud y el nivel de entrenamiento no eran los idóneos.

Diseñaste con Esteller la selección que fue a los juegos del 92. EL equipo se formó con jugadores de la escuela madrileña y de la catalana. ¿Fue difícil sintonizar a ambas partes?
Eran dos grupos parecidos al Ying y al Yang. Creo que esa es la razón de que saliese lo que salió. No podían ser más opuestos ni más complementarios.

garcía -esteller (2)

Has sido uno de los técnicos más duros de la historia del waterpolo español. Tus entrenamientos incluían ‘cortar troncos’, o el ‘rugbypolo’. ¿Por qué tanta dureza?

Yo pienso que se trataba de hacer lo que se tenía que hacer y transmitir lo que necesitaba un jugador de esta disciplina. Nadar únicamente servía para cruzar el Canal de la Mancha. Las sesiones no diría que fuesen duras, ni mucho menos. Eran entretenidas y motivantes. Nadie se lesionó en nuestras prácticas y estábamos todos muy ilusionados.

Tus entrenamientos ayudaron a obtener un juego más agresivo. Pero también desencadenó varias tanganas en partidos importantes. ¿Cómo recuerdas esos ‘encontronazos’?
Esa tanganas quizás no me tocaron de cerca. No obstante, sí te aseguro que los jugadores aprendieron a no tener miedo a nadie y creer en su autoestima. Y lo demostraban.

En ese equipo tenías a grandes talentos que se han convertido en históricos del waterpolo español. Miki Oca, Toto, Estiarte, Rollán… Háblanos de tu relación con ellos.
Eran “mis niños” y los trataba en un ambiente de cariño y respeto… quizás diferente al de un entrenador estándar. Habían crecido conmigo en Madrid y con el resto los meses de larga preparación se generaba una ligazón muy entrañable. Con Estiarte siempre me ha unido una buena relación aunque no era de “mis niños”. Ya era un autónomo por aquella etapa.

Toto cuenta que se mudó a tu casa, para poder entrenar más horas, y llegar a ser el mejor jugador del campeonato. ¿Eras como una especie de padrino del waterpolo?
Me ilusionaba poder formar un prototipo con sus cualidades y demostrarme -y a él- que se podían conseguir grandes cosas con el trabajo. Tal vez resultara demasiado absorbente con él, pero a mí me apasionaba y él tenía mucho interés.

PRE SEUL ESTRASBURGO (2)

Tus jugadores fueron los mejores dentro del agua, pero también eran jóvenes y atrevidos; vivían intensamente todo lo que hacían, y no se perdían una fiesta. Con lo duro que eras, ¿qué les decías tú?
Sus fiestas se empezaron a hacer notorias en su periplo catalán y yo no tenía fuerza, ni cercanía para poder controlarles. Por otro lado, ya tenían su edad y se les presuponía madurez para poder poner en práctica una vida coherente e independiente.

Está claro que les has enseñado mucho. ¿Qué has aprendido tú de ellos?
A disfrutar del trabajo con seres extraordinarios. Daban todo lo que un entrenador puede soñar y disfrutar, naturalmente poniéndote a prueba con su grado de atrevimiento y desenvoltura.

En verano del 2013 te embarcas en una nueva aventura. Fundas un club, del que eres presidente, el CDE Villalba WP. ¿Cuándo o por qué decides dar ese paso?
He vivido en Villalba desde niño y me parecía una aberración no poder intentar hacer algo en un pueblo tan lejano y errático para el waterpolo. Digamos que es un reto para mi segunda juventud.

IMG-20130829-WA0000 (2)

Has sido entrenador, preparador físico, presidente. ¿En qué papel te sientes más cómodo dentro de la estructura de un club o selección?
En aquel que se puede ejecutar todo lo que anhelas y sueñas. Es una utopía desde luego. Pero he conseguido hacer mucho de ello en todas mis facetas.

Siempre has estado muy ligado a la formación de los waterpolistas. ¿Por qué recomendarías, a los más jóvenes, acudir a campus de tecnificación como los que ofrecemos en BIWPA?
Por ser un lugar limpio de prejuicios, con amplias miras y con un concepto claro en todos sus objetivos tanto de formación deportiva como académico y conductual (suena muy pedante, pero así lo creo).

 Tú también tienes tu propio canal en Youtube, dedicado a la tecnificación del waterpolo. ¿Cómo se te ocurrió?
Es una manera muy intensa y abierta de poder publicar todas mis experiencias y objetivos. Te amplio que tengo un Blog www.waterpolodementa.blogspot.com y allí pongo y expongo todo lo que se me ocurre. Anteriormente tenía una web, pero inesperadamente desapareció en el vacío del éter. Desconozco cuál fue la causa.

Te has ’jubilado’ recientemente. ¿Se puede uno ‘desenganchar’ del waterpolo cuando ha ocupado toda tu vida?
Ni me he desenganchado, ni lo haré nunca. Forma parte de mi vida como la piel o el corazón.

Si quieres añadir algo más, ¡adelante!
Gran éxito y todo tipo de buenas vibraciones para un invento tan excelente como es BIWPA. Os envidio por haber creado algo tan brillante.