El Club Natació Barcelona cumple 108 años de historia. Ha sido un club pionero y hasta hace unos años uno de los baluartes del waterpolo español e internacional.

Fue Bernard Picornell quien a principios de siglo XX introdujo el waterpolo en el CNB y en España. El primer partido que se jugó fue en 1908 y desde entonces, este deporte siempre se ha estado presente a orillas del Mediterráneo.

A mediados de la década de los veinte el CNB inaugura la piscina de la Escullera, un símbolo del waterpolo en España y lugar donde se han originado los principales jugadores del club.

Hasta hace unos pocos años, ha sido el CNB quien ha dominado este deporte en España con infinidad de títulos nacionales que le han aupado hasta lo más alto. El ejemplo más claro de aquella época de esplendor es la antigua piscina que hoy está cerrada al público pero quien ha podido vivir grandes momentos en esa piscina siempre la recordará los grandes episodios que ahí se han sucedido.

08-100-007950

CNB 1944./ Waterpolo Legends

Los títulos y campeonatos cosechados se acumulan en la vitrina del CNB dando fe de lo grande que ha sido este club y por donde han militado jugadores de gran prestigio internacional como Manel Estiarte, por destacar quizás el más famoso. A principio de la década de los ochenta, logró hacerse con el título continental batiendo al Spandau 04. A mediados de la década de los noventa también consiguieron una Copa LEN, título que volverían a repetir casi diez años después.

Es quizás el último gran título que han cosechado. Tras esto, los problemas económicos han acechado continuamente, perdiendo competitividad pero siempre con la ilusión como bandera.

Así, este año cumplen 108 años y desde BIWPA, queremos desearle muchos años más de larga vida pues es un club que siempre ha acogido con cariño a nuestra entidad. Ahí nuestros participantes en los campus siempre han tenido un lugar donde seguir creciendo como deportistas y personas y sus categorías bases siempre se han mostrado dispuestas –al igual que otros clubes- a colaborar con los equipos extranjeros que acuden a nosotros.