All posts tagged federació catalana natació

quim-colet
El entrenador de waterpolo, Quim Colet, con una experiencia de más de 30 años como técnico, es el nuevo director deportivo de BIWPA.
La academia BIWPA empieza hoy la temporada 2016-2017 con la dirección deportiva de Quim Colet.

Quim Colet es el nuevo director deportivo de BIWPA y responsable de su academia deportiva. El curso escolar internacional ya ha dado comienzo y con él BIWPA estrena temporada.

El nuevo director deportivo dirigirá, coordinará y supervisará los entrenamientos diarios de los jóvenes deportistas que en esta temporada 2016-2017 forman parte de la Academia BIWPA. Barcelona International Water Polo Academy (BIWPA) es un proyecto único y novedoso destinado a formar jóvenes waterpolistas de todo el mundo en la ciudad de Barcelona, combinando los estudios con el waterpolo.

Quim-ColetBIWPA ha encontrado en Quim Colet la experiencia deportiva que buscaba para la dirección además de “conocer nuestra filosofía y metodología de trabajo”, confirman desde la dirección general.

Quim Colet ha sido durante los últimos 8 años el director técnico de waterpolo de la Federación Catalana de Natación, diseñando y adecuando un modelo de trabajo que es un referente a nivel mundial. Además ha sido entrenador de la selección olímpica de waterpolo masculino en Pekín 2008 y Londres 2012 y seleccionador de los equipos juniors consiguiendo varias medallas como la de oro en el Mundial Junior de Los Angeles’91, el bronce en Mar del Plata 2005 y la plata en Volos 2011, además de medallas en los campeonatos europeas como la plata en Sopron 1992 o el bronce en Oradea 2005.

xavi_blog

Xavi tengo que decírtelo. Eres un clásico del waterpolo. ¿Cómo empezaste este idilio con el waterpolo?

¡Gracias por lo de clásico! Pues quizá sí… He sido jugador, entrenador, Director Técnico y Presidente de club. He jugado en todas las divisiones del waterpolo estatal y he entrenado también en todas la divisiones, masculinas y femeninas y a grandes jugadoras y jugadores. Treinta y pico años de idilio con el waterpolo.

Mi inicio fue algo atípico. Después de practicar algunos deportes, entre ellos la natación, un día en el CN Sabadell, coincidí con un entrenamiento del equipo de waterpolo de veteranos. Les faltaba portero y me puse yo, con cierta fortuna, jeje… De ahí ya pasé a entrenar con los chavales de mi edad y en poco tiempo a jugar en categoría juvenil y con el equipo Absoluto. Era sobre el año 83, 84 y el waterpolo me atrapó de por vida.

Como todos, empezarías en el agua. ¿Qué recuerdos tienes de aquella etapa de tu vida?

Pues empecé con 8 o 9 años con natación en las antiguas instalaciones de Badía, recién estrenadas, pero al cabo de un par de años tuve una fractura de húmero que me dejó un año en blanco. Después me decanté un tiempo por el fútbol y el tenis, pero ya había adquirido una base para poder jugar a waterpolo. Mis recuerdos son de la mítica y ya desaparecida “Muni” de Sabadell con su globo. Entrenando con Jordi Molet, Llorenç Carbó y con muchos jugadores que actualmente aún son de mis mejores amigos como Pere Carrasco, Marc Alcón, Antoni Nouvilas o Joan Manel Xiberta.

¿Cuándo decidiste pasar del agua al banquillo?

El primer equipo al que entrené fue el absoluto femenino del CN Sant Feliu, allá por el año 90. Cuando dejé el Sabadell, recalé en A-2 (actual Primera) en Sant Feliu. Allí me propusieron compaginar la portería del equipo con entrenar al Femenino y acepté el reto. Fueron 2 temporadas en las que aprendí mucho y me gustó el hecho de ser entrenador. Ya no lo he dejado. Pero siempre te sientes jugador, la temporada pasada aún disputé encuentros de 1a Catalana con el absoluto A de la UAB… contra los chavales que ahora entreno!

¿Qué equipos has entrenado y qué anécdotas podrías contarnos que recuerdes con cariño?

Haré recuento por orden cronológico: CN Sant Feliu Absoluto Femenino, Waterpolo UAB Absoluto Femenino y Absoluto Masculino, CN Sabadell Absoluto Femenino y Absoluto Masculino y ahora CN Poble Nou Absoluto Masculino y Cadete Masculino. Además durante mis 8 años en Sabadell estuve también de segundo entrenador con los equipos juveniles, tanto femeninos como masculinos.
Mis mejores momentos en el waterpolo, sin duda, han sido hasta el momento en el Waterpolo UAB. Creamos un club de amigos con el que llegamos a Primera División, jugando allí muchas temporadas. Lo viví muy intensamente: jugador, entrenador, presidente, gestionando la economía con el vice Ermengol Llorenç… Las anécdotas son incontables, tanto dentro como fuera del agua: resultados increíbles en relación a nuestra estructura, desplazamientos organizados pensando en el after-match… y una filosofía de waterpolo que no tiene parangón en todo el waterpolo estatal. ¡Para escribir un libro!
Pero algo que debo contar, de color rosa, es que cuando era entrenador del CN Sant Feliu Femenino, conocí a una jugadora, Olga, con la que me casé y aún es mi mujer. Tenemos dos hijos que también se han enganchado a las piscinas. ¡Lo mejor del waterpolo, jaja!

Sin duda, tu gran salto hasta el momento ha sido el CN Sabadell donde dirigiste el cuadro femenino absoluto…

Pues sí, pasé de un sensacional club de amigos, a aceptar un reto profesional en mi Club de toda la vida. Fueron 4 años de éxitos deportivos ganando 3 ligas, 2 Copas de la Reina, llegando a una F4 de Copa LEN. Creamos, junto a Mateo Celma, Pere carrasco y Toni Sánchez, toda la estructura femenina de base del Club y eso permitió renovar a prácticamente todo el equipazo que teníamos por un equipo muy joven y que ha sido la base tanto del CN Sabadell como de la Selección Española. Eran malos tiempos en cuanto a recursos y reconocimiento del waterpolo femenino, pero siempre recordaré el espíritu abnegado y la capacidad de trabajo y sacrificio de ese grupo de excelentes jugadoras. De ahí di otro salto, en aquel momento muy grande, al equipo Absoluto Masculino del Sabadell. Era el 2007.

Más tarde asumiste la Dirección Técnica del CNS pero no acabó de cuajar. ¿Por qué?

Compaginé durante 4 años la Dirección Técnica del CNS con el puesto de entrenador del equipo Masculino Absoluto. Lo acepté por qué era una gran ilusión para mí. Imagínate, tu Club te plantea el proyecto soñado. Por primera vez me convertí en profesional full time. Construimos un proyecto junto con Pere Carrasco, que compartía conmigo tareas de entrenador y Dirección Técnica, Marc Alcón como directivo responsable de la sección, directivos clave como Claudi Martí y un equipo de entrenadores muy cualificado, básicamente de la casa.
El proyecto para el masculino era simple, pero requería tiempo y paciencia: Dotar de continuidad a los jugadores formados en nuestra base hasta llenar el equipo absoluto de ellos y que la rueda ya no parase. Además facilitaríamos y fomentaríamos su formación académica. Queríamos crear un fuerte ADN CN Sabadell con los magníficos recursos existentes.
De esta manera dábamos sentido a nuestros recursos de agua, a nuestra Escola Santa Clara y a nuestro potencial en categorías (en 2008 ganamos todos los campeonatos de España de edades y fuimos campeones juveniles en 2008, 09, y 10). Para ello flexibilizamos jerarquías técnicas, creamos herramientas y recursos para nuestros jugadores (como el equipo B en 1º y 2ª División, flexibilidad horaria para estudios, becas, etc), les dimos cabida en nuestro absoluto de DH, les enseñamos un camino y les inculcamos un ADN CNS. Queríamos no estar eternamente condenados a fichar para estar arriba y estar orgullosos de los frutos del trabajo de formación de todos nuestras estructuras (técnicas, directivas y sociales).
En el proyecto femenino nos marcamos una hoja de ruta para ser el mejor equipo de Europa. Había un “nicho de mercado” muy grande ahí y había que aprovecharlo.
A nivel deportivo, los resultados fueron excelentes: éxitos en todas las categorías de edades, equipo absoluto masculino muy competitivo con gran incorporación de jugadores jóvenes de la casa y, un equipo femenino arrasando en España y Campeón de Europa.
A nivel económico optimizamos y racionalizamos los recursos. En 2003, entre 10 personas se llevaban el 80% de un gran presupuesto. En 2011, la redistribución había beneficiado ampliamente al equipo femenino, a los deportistas de la base y a los técnicos.
Todo evolucionaba según los objetivos marcados, pero a veces en el deporte las decisiones no se toman en función de un análisis de validez de un proyecto y de profesionalidad y resultados de un trabajo; y desafortunadamente todas las personas que formaban parte de este ilusionante proyecto debimos abandonarlo a mitad del mismo en 2011.

Este verano vuelves a los banquillos tras un periodo en el que te has mantenido al margen…

¡Pues sí! La desilusión fue enorme en 2011 y me aparté un poco. Necesitaba una “cura” de waterpolo y una fría reflexión. Estudié un Máster de Dirección de Empresas del Deporte en la UB y desconecté. Pero poco a poco me volví a enganchar, primero W. UAB, después BIWPA y ahora de entrenador en CN Poble Nou.
En junio, me llamó un buen amigo y viejo lobo de waterpolo, Joan Colomer, y me comentó que en Poble Nou tenían intención de seguir con el waterpolo en un nuevo proyecto de trabajo con la base y con un absoluto amateur y que él iba a estar allí. Me dijo si me apetecería sumarme. Me hizo mucha ilusión, el gusanillo me picaba. Tuve una reunión con Jordi Homs, el presidente, y me pareció muy bien su propuesta. Solo me quedaba el ok de mi familia, pero como ya me conocen, enseguida lo vieron claro.

14831112858_4fe958869d_o

Ha sido un verano lleno de rumores para el Poble Nou. ¿Cómo lo has vivido?

Inicialmente vivía desde la distancia la situación del club, con las noticias que llegaban sobre su posible renuncia a DH y sobre la posibilidad de que el waterpolo en general se viese seriamente afectado. Pensaba que era un lástima para nuestro waterpolo esa situación. Cuando acordé con Jordi mi incorporación, siempre quedó claro que la parte de los equipos de base y el absoluto amateur seguiría pasase lo que pasase con el equipo profesional. El club ha intentado buscar recursos hasta el último momento para seguir en DH, pero no ha habido éxito.

¿Qué proyecto le espera a este Club con Xavi Balaguer al mando y con qué equipo Técnico cuentas para ello?

Bien, el mando es una cuestión de trabajo en equipo con Joan y yo voy a aportar mi profesionalidad y experiencia a este reto ilusionante en un club histórico.
El club ha sufrido muchos cambios de jugadores en todas las categorías. La situación de incertidumbre que se vivió durante un tiempo ha hecho que muchos deportistas optasen por irse a otros clubes, pero nosotros hemos inscrito a 7 equipos de competición, cubriendo todas las categorías del waterpolo para esta temporada. Es una muestra de que nuestra apuesta por la base es firme aunque no vayamos sobrados de chavales. El proyecto pasa por estabilizar los distintos equipos del club en cuanto a número de efectivos y dotar de seriedad y calidad nuestros entrenamientos. Vamos a convertirnos en un Club formador de deportistas y personas del que los chavales no tan solo no quieran irse, si no al que quieran venir.
Contamos con 3 técnicos muy cualificados en una mezcla de experiencia y juventud: Joan Colomer que no necesita presentaciones, con los más peques; Marc Martínez, un joven entrenador con muchas ganas, para los medianos; y yo mismo con los más mayores.

Entrando en materia con BIWPA. Eres un pilar esencial de este proyecto. ¿Cuál es tu función?

Primeramente decirte que estoy muy agradecido a la confianza que Cristina, auténtico motor de BIWPA, y Yuri han depositado en mi desde el primer día. Creo que tengo un perfil muy de BIWPA y que debido a mi formación y experiencia soy muy transversal y puedo ocupar y ocupo diversas funciones. En BIWPA me encargo de la Dirección Técnica y eso implica tareas de entrenador y dirección de campus o algunas tareas en la Academia. Últimamente estoy más orientado a responsable de los equipos extranjeros en los Training Camp y como responsable del amplio proyecto de colaboración con la Federación Holandesa.

La llegada de equipos extranjeros y la Academia hacen de BIWPA algo único en el mundo.

El concepto BIWPA es brutal, ha cubierto un hueco imprescindible en nuestro deporte. He vivido el nacimiento del proyecto desde el primer día y siempre he creído en él. En tiempos de crisis y de maltrato a todos los niveles al “perro flaco” del waterpolo, que surja una iniciativa como BIWPA no tiene precio. Creo que BIWPA complementa la gran labor que hacen los clubes día a día con una serie de proyectos y servicios de altísima calidad como los Campus y Training Camps para equipos. Pero yo destacaría la Academia por innovador. Desde la seriedad, la profesionalidad y la pasión ofrecemos una serie de servicios que van, sin duda, en beneficio de nuestro waterpolo con muchas sinergias con federaciones, clubes y deportistas. En otros deportes llevan años con iniciativas parecidas. Con el tiempo creo que se verá la verdadera importancia y dimensión de BIWPA, aquí y en el mundo del waterpolo internacional.

csoto

Mi experiencia en BIWPA fue fenomenal. Mi rutina cambio drásticamente de la mejor manera posible. Me iba a dormir y me levantaba a una hora ideal, comía equilibradamente, y bebía Isostar que és una bebida energética que me permite entrenar al 100%. Mis rutinas de ejercicio tanto dentro como fuera del agua también se vieron modificadas, pero no fui la única persona que sufrió estos cambios. Tenía compañeros de Brasil, Italia, Dinamarca, Francia y de todo el resto del mundo que estaban conmigo. He aprendido de los entrenadores pero también he aprendido diferentes estilos de jugar al waterpolo gracias a mis compañeros.

Biwpa Camp

Barcelona Biwpa Camp
Foto: Eduard Omedes

Para mi suerte, mis aventuras waterpolísticas aún no habían acabado. El día que regresé a New Jersey tenía entrenamiento con mi club en Princeton. Nos estabamos preparando para los Junior Olympics que se celebraban en California a inicios de Agosto. La intensidad de los entrenamientos aumentó pero me sentía muy confiada de mi nivel de waterpolo desde que llegué de los campus BIWPA. Cuando volví tenía un gran nivel de natación y me sentia muy preparada para los JO’s. Cuando llegó el momento de jugar el primer partido en California hice muchos estiramientos y usé las gomas de resistencia que me dieron en el campus. Estiré utilizando todas las técnicas que aprendí del campus y las introduje en cada partido que jugué. A la hora de jugar, tuve muchas más oportunidades de atacar y chutar gracias a los movimientos efectivos que aprendí. Uno de esos días me enteré que mi amiga Lucía estaba jugando también. No la había visto desde el campus, pero quedamos en un sitio específico y charlamos un rato. Me dí cuenta de lo mucho que había echado de menos a todos mis amigos del campus, pero no me preocupa mucho porqué espero volver a los campus el año que viene.

Anni Espar

Anni Espar Llaquet (Barcelona, 8 de Enero de 1993) es una de las jugadoras de waterpolo más valoradas del mundo, y así lo demuestra el hecho de que fuera elegida como  mejor jugadora europea de 2012 por la LEN.

Comenzó de muy pequeña en el CE Mediterrani. Allí combinó los entrenos de natación con los de waterpolo, dado que en el Mediterrani los más pequeños practican los dos, hasta que se decantan por uno.

Anni además, jugaba a básquet en su escuela, así que en ese momento estaba practicando tres deportes a la vez. Pero a sus 14 años, llegó a un punto de inflexión: le ofrecieron la posibilidad de entrenar en el CAR de Sant Cugat con una beca de la FC de Natació, así que se decidió definitivamente por el waterpolo.

En la temporada 2009/2010 fichaba por el CN Sabadell, equipo con el que ganó todos sus grandes títulos: varias copas de la Reina, 3 ligas españolas y 1 supercopa de Europa. Un palmarés envidiable que  prueba el altísimo nivel en el que se encuentra la joven waterpolista.

Actualmente y desde el año 2010, la catalana es internacional absoluta con la selección española. Con la selección, Anni se proclamó campeona del mundo en el Campeonato Mundial de Barcelona 2013 y subcampeona olímpica en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde su participación fue clave para que el equipo nacional logrará tan exitosa medalla.

Con la selección española sub-20 consiguió la medalla de oro en el Campeonato Mundial Junior de 2011 siendo todavía juvenil y la de plata en el de 2013 ya con 20 años; una nueva muestra del talento de esta deportista.

En la temporada 2012/13 obtuvo una beca para estudiar en la Univerity of Southern California en los EE.UU, y fue ahí donde pasó a formar parte del equipo de waterpolo de los USC Trojans, equipo con el que se proclamó campeona de la NCAA  en el pasado año 2013.

 

waterpolo

Anni Espar, medalla de plata  en Londres 2012

La excepcional trayectoria deportiva de Anni Espar, junto con su calidad humana, hace de esta jugadora una embajadora de excepción para el Easter Camp de BIWPA, el campus de waterpolo que se celebrará durante las vacaciones de Semana Santa en el CAR. Nadie como ella para explicar, transmitir y apoyar el papel esencial que iniciativas como el programa de Easter Camp, o el mismo CAR, desempeñan en la trayectoria de muchos de los mejores jugadores de waterpolo.

Anni nos lo contaba así: “Una de las mejores etapas de mi vida fue sin duda la estancia en el CAR de Sant CugatFue una experiencia única y muy recomendable. El entorno que te rodea es muy agradable, tanto el trato de los entrenadores, profesores, como el del resto de compañeros o deportistas. Los valores que aprendí durante esa época, me han ayudado a formarme como persona y como jugadora.Poder compaginar estudios con deporte es genial pero aun mejor es cuando aprendes y disfrutas de ello.

Agradezco a BIWPA la gran iniciativa que han tenido no sólo para promocionar nuestro deporte, sino que también para poder dar la oportunidad a mucha gente de vivir una experiencia tan buena como la que viví yo.”

Anni Espar

Anni, medalla de Oro en BCN 2013 y embajadora del BIWPA Easter Camp 2014

Sin duda es todo un orgullo y un honor contar con el apoyo de una de las más grandes jugadoras de waterpolo, no sólo de España sino del mundo. Gracias Anni, no podemos imaginar una embajadora mejor para nuestro waterpolo Easter Camp 2014.

Ferran Plana

Al plantearme este escrito iba a hablar del waterpolo como deporte minoritario o del éxito efímero de nuestro deporte en cuanto a repercusión mediática y social. Pero, no me da la gana ser un llorón o quejarme de nuestra salud, porque pienso que este sentimiento de inferioridad respecto de otros deportes o hacia los medios de comunicación y la divulgación que hacen, es un mal endémico que tenemos que dejar atrás. Nuestra punto de partida y más fuerte es que somos diferentes, únicos, y aparte, somos buenos. Sumando los resultados exitosos (de las últimas temporadas sí, pero de las 2 últimas décadas también), el boom del waterpolo femenino, la cantidad de clubs que compiten en categorías inferiores, el desarrollo a mejor de todos éstos, la evolución de las diferentes categorías, el crecimiento de los técnicos.., tenemos que hablar de minoritario ? Noooo ¡! No es nuestro sentimiento y menos en nuestra tierra, Catalunya. Claro que podríamos estar mejor, pero para eso hacemos las cosas, para ir hacia delante, no hacia atrás.

Si echamos una ojeada atrás, encontraremos un año dorado de resultados, femeninos sobretodo: el 27 de abril el CN Sabadell  se proclamaba en Hungría, y después de un ambiente infernal en semifinales, Campeón de Europa por clubes. El 2 de agosto, en las piscinas Bernat Picornell de Barcelona, la selección española femenina quedaba, por primera vez en su historia, campeona del mundo, en medio de una grada enloquecida. El 25 del mismo mes, en Volos, Grecia, las Juniors españolas conseguían la medalla de plata en su Mundial sub20. Y, para acabarlo de redondear, las más pequeñas, las Juveniles, 2 semanas más tarde, el 8 de setiembre, fueron subcampeonas de Europa sub17 en Istanbul, Turquía.

Espectacular, para decirlo corto y conciso, la temporada del waterpolo femenino. Y si tiramos un poco más atrás en el tiempo, veremos que el éxito no es fruto de la nada. Medalla de plata femenina en los JJOO de Londres 2012, campeonas del Mundo Junior ellas en Trieste (Italia), y subcampeones los chicos Junior en Grecia en 2011. En el mismo verano, las juveniles hicieron 3s de Europa en Madrid, y los chicos en Rijeka (Croacia), a parte de la 1ª Copa de Europa del Sabadell femenino. I no tiraré más allá para no calentaros la cabeza.., pero bastantes medallas se habían conseguido y semifinales disputado ya. I sólo hablo de resultados internacionales, porqué a nivel nacional, los éxitos son incontestables para nuestro waterpolo. Y hablo de todo el waterpolo, sin discernir sexo o edad.

Ferran Plana

Mi idea no es compararnos con otros deportes, porqué todo el mundo trabaja al máximo de sus posibilidades en función de los recursos (humanos y materiales) de qué disponga, pero si repasamos el resto de deportes de nuestro país, parece complicado encontrar alguno con el mismo éxito, en diferentes categorías y géneros (sólo quiero citar el básquet, que año tras año revienta todos los medalleros en masculino y femenino en todas las edades. BRAVO por ellos!!).

Estos recuerdos de los últimos tiempos, no hacen nada más que remarcar y plasmar con resultados las muchas y muchas horas de trabajo y volumen de deseo, ilusión y ganas que invierten en nuestro deporte, el waterpolo, tanto los jugadores, como los técnicos, y de otras personajes pluriempleados (para decirlo de alguna manera, ya que hacen absolutamente de todo) que son los encargados de llevar a la práctica los programas de entrenamiento y deportivos de clubes y federaciones.

A nivel español, ha subido el nivel, el número de clubes, así como el desarrollo de waterpolo, pero a nivel catalán (que es del que realmente tengo más conocimiento), el aumento de los últimos años ha sido exponencial, en jugadores, en equipos, en estructura técnica.., en evolución en definitiva.

Un ejemplo que así lo plasma se produjo el pasado domingo 6 de octubre, en el cuál y coincidiendo con la Copa Catalunya de División de Honor, se les hizo un homenaje a las 43  !! (sí sí, habéis leído bién, 43 !!) jugadoras de waterpolo catalanas que fueron medallistas internacionales durante la última temporada, la 2012-13, a parte de los 5 técnicos que formaron parte de los exitosos staffs (de selecciones y club). Todos estos premiados sólo son la punta de lanza de un deporte, en muchos lugares visto como minoritario, pero que nosotros consideramos diferente y único, y que en Catalunya, nuestra tierra, es potentísimo, y goza de una salud buenísima en todas las edades y géneros. Y por lo que sé, y conozco, la “rebelión” de este deporte fuera de nuestro territorio (País Vasco, Navarra, Zaragoza o Sevilla para citar ejemplos claros) también es importante, y bregan día a día para crecer en todos los sentidos y sin pensar si son superiores, inferiores o iguales: ellos trabajan. Y nosotros también.

Ferran Waterpolo

Ferran Plana con la selección española U18

Claro que hay aspectos que no ayudan a nuestro desarrollo y que preferiríamos que fueran de otra manera, pero en vez de rendirnos y enseñar la bandera blanca, las tomamos y les “damos la vuelta”, para seguir adaptándonos y crear nuevas situaciones provechosas. Porque, hoy en día, ¿quién no tiene algún problema relacionado sobretodo con temas económicos ?

Pero, a nivel de clubes se las piensan todas para ir pasando las penurias sin dejar de invertir en lo más importante, el waterpolo en categorías de iniciación y formación. Y por otro lado, desde ámbitos federativos, se va intentando adaptar las necesidades técnicas con las posibilidades reales económicas (competición más ajustada, desplazamientos más cortos, más competición concentrada en fines de semana intensos…). Y siempre con la idea de fondo, de concepto, que somos “profesionales” (esta palabra no va con las horas, jornada o sueldo, y si con la disposición hacia el trabajo que tiene cada uno) del waterpolo, al fin y al cabo un deporte, un derecho y un placer de la sociedad. Vaya, que somos unos privilegiados, que formamos y educamos a través del deporte.

Claro que querríamos salir mucho más en los medios de comunicación.., pero no nos engañemos… Nuestro país no tiene cultura deportiva, tiene cultura futbolera ! Y el resto a remolque, porqué lo que la gente lee, mira, ven.., es futbol.., y un poco de básquet.. de Alonso y Nadal.., y poquita cosa más. Luego, el resto a “competir” para que se nos publique, escriba, grabe y “de bola” en contadas ocasiones. Y si en estas puntuales citas (grandes eventos nacionales, pero sobretodo, internacionales) aparecemos, querrá decir que los estamos haciendo bien ! Muy bien ! Aunque al cabo de un mes la sociedad se olvida, seguiremos trabajando todo el año, para volver a aparecer cuando toque, para volver a reunir la masa social que se engancha con las victorias y la épica de un deporte tan sacrificado. Si durante la temporada “pillamos” algún artículo, algún documento, algún corte en algún programa deportivo o de actualidad.., bienvenido será ! Y, creedme, a menor escala, ya son muchísimos los clubes – federaciones – asociaciones – jugadores – técnicos.., que han entrado en la era del 2.0, o sea: perfiles de twitter i Facebook, blogs, páginas web…, con la cual cosa los que estamos dentro del mundillo del waterpolo tenemos y nos damos toda la información que podamos necesitar. Seguramente si consiguiésemos sacar ésta, a esferas más globales, creceríamos más, pero, poco a poco…

Ya para ir acabando, espero haber conseguido mi objetivo con estas líneas: salir de los estandartes y de los prejuicios que nos ven como un deporte minoritario (decidle reivindicación si queréis). Lo dirán “ellos” (quien sea), pero por supuesto que no lo pensamos desde “dentro”. No pensamos en excusas, y sí en encontrar soluciones. No queremos llorar, sino cambiar y adaptarnos. No conocemos otra vía que el trabajo. Seguramente seguimos los mismos conceptos y filosofía de tantos otros deportes que vulgarmente se los denomina como “menores”, y que tanto se valoran a sí mismos. Este es el único camino: sentirse totalmente pleno y realizado, para, poco a poco, paso a paso, ir consiguiendo la misma visión para los que se lo miran desde “fuera”.

Torneo Navidad

Este pasado fin de semana, se ha celebrado la 3ª edición de la  Waterpolo Open Turbo Christmas Cup. Debido al éxito obtenido en ediciones anteriores, este torneo se ha ampliado a la categoría benjamin. Por este motivo, la competición se ha desarrollado en dos instalaciones distintas, la categoría alevín en la piscina del CN Sabadell y la categoría benjamin en la del CN Molins de Rei.

En total la Christmas Cup ha reunido en 3 días  a 42 equipos de waterpolo con más de 500 niñas y niños y, aunque la mayoría de equipos son de Cataluña, también han participado equipos del resto de España además del equipo francés Duaphines de Sete.

Iniciativas como estas ayudan a impulsar nuestro fantástico deporte aportando a los niños y niñas enamorados del waterpolo, la posibilidad de competir en un ambiente festivo compartiendo con otros jugadores de otros clubs la pasión por el waterpolo.

Este torneo es una idea original de la Federació Catalana y de Turbo, patrocinador de la Chritsmas Cup, que junto al CN Sabadell y al CN Molins de Rei, ha hecho posible la celebración de este exitosa competición.

Le hemos preguntado a los niños y niñas que han participado en el torneo por que juegan a waterpolo y que ha significado para ellos jugar la Turbo Christmas Cup y esto es lo que nos han contestado :

[columns class=’full_width page_margin_top’] [column_left]

Marc Valls

[/column_left] [column_right] [box_header]

Marc Valls 2003, CN Barcelona

“Me encanta jugar a waterpolo porque  que me ayuda en muchas cosas. Aprendo lo que es el sacrificio y esto se transforma en buenos resultados.

Gracias al waterpolo tengo buenos compañeros de equipo y compartimos muchas cosas juntos.

La Christmas Cup me transmite ilusión por jugar un torneo importante, competir contra otros equipos. Además este año hemos podido ganar el torneo. ¡El waterpolo es increíble!”

[columns class=’full_width page_margin_top’] [column_left]

Mar Navarro

[/column_left] [column_right] [box_header]

Mar Navarro 2002, Club Natació Sant Feliu

“Juego a waterpolo desde los 6 años. Me lo paso muy bien con mis compañeras y, aunque no es fácil ir a entrenar cada día porque tengo deberes y exámenes, lo hacemos todas para mejorar el nivel.

He participado en las 3 ediciones de la Christmas Cup, me gusta porque juegas con diferentes equipos. Me gustaría jugar el año que viene en categoría infantil.”

[columns class=’full_width page_margin_top’] [column_left]

Nacho Bargalló

[/column_left] [column_right] [box_header]

Ignasi Bargalló García 2003, CN Barcelona

“De pequeño he crecido en este ambiente porque mis hermanas también juegan. Empecé a practicarlo junto al fútbol, pero al final me decidí por el waterpolo porque me gusta más, mis compañeros de equipo son mis amigos.

Han sido dos días intensos de waterpolo, ha habido partidos muy emocionantes, llegar a la final y ganar el torneo ha sido lo mejor.”

[columns class=’full_width page_margin_top’] [column_left]

Max Omedes

[/column_left] [column_right] [box_header]

Max Omedes Ribas 2002, Centre Natació Mataró

“Me gusta este deporte porque es un deporte de equipo, nos necesitamos los unos a los otros para ganar. Esta ha sido mi 3ª edición de la Christmas Cup, cada vez me he divertido más, porque lo único que te rodea es waterpolo, compartes muchas horas con tus compañeros y jugadores de otros equipos, si además quedas bien clasificado como este año, ¡pues mejor!”

[columns class=’full_width page_margin_top’] [column_left]

Berta Pastor García

[/column_left] [column_right] [box_header]

Berta Pastor García 2004 , Club Natació Terrassa 

“Me encanta jugar a waterpolo porque es muy divertido, me lo paso super bien, me gusta encontrarme cada día con mis compañeros en la piscina.

De la Christmas Cup me ha gustado que participaran muchos equipos de Catalunya y uno de  Zaragoza. Ha sido muy divertido compartir este torneo con mi equipo el CN Terrassa, tengo unos compañeros fantásticos!”

[columns class=’full_width page_margin_top’] [column_left]

Año nacimiento 2002

[/column_left] [column_right] [box_header]

Unai Aguirre 2002, Portero de CN Barcelona

“Es una fantástica experiencia compartir en dos días esta pasión por nuestro deporte. Yo ya he jugado 2 ediciones de la Christmas Cup y este año he tenido la suerte de ganarla; creo que con este torneo queda demostrado que el waterpolo tiene mucha vida.”

[columns class=’full_width page_margin_top’] [column_left]

Pau Vilar

[/column_left] [column_right] [box_header]

Pau Vilar 2003, CN Barcelona

“Jugar a waterpolo es pasármelo bien y estar con mis amigos. Me ha gustado participar en la Christmas Cup y haber ganado, me ha gustado competir  contra muchos equipos y pasar horas seguidas con mis compañeros.”