Por Xabi Gómez

Este fin de semana se ha disputado en La Jolla (San Diego, CA) la final del Campeonato Nacional de la NCAA en los Estados Unidos y que, se ha saldado con la victoria de los de UCLA por un sólo gol marcado a 34 segundos del final del encuentro.

En el Canyonview Aquatic Center y con unas gradas repletas como es habitual en Estados Unidos, se enfrentaron dos universidades de prestigio y que son, al mismo tiempo, dos de las escuadras más portentosas del panorama nacional.

El partido se desarrolló de la manera más pareja posible pues, a falta de un minuto para la conclusión del encuentro, el luminoso reflejaba un empate a ocho goles. A falta de 34 segundos, el jugador de UCLA Gordon Marshall marcó el gol de la victoria para el júbilo de la grada californiana.

La gran actuación de Junior Danny McClintick –autor de cuatro goles-, le valió el premio al jugador más valioso de la final. Además, la derrota de los troyanos frente a UCLA tuvo también como artífice al portero Garret Danner, quien realizó 9 paradas en contraposición de las seis de su homólogo en la otra portería.

De esta manera, UCLA vuelve a ser campeón de la NCAA tras su última victoria en 2004 y con ésta ya son nueve las veces que se han aupado hasta lo máximo del podio. “Es uno de los equipos mejores donde he jugado, a nadie le importa quién marca el gol o se lleva el mérito. Se trata de lo que tenemos que hacer para lograr el éxito”, zanjó el MVP de la final ante los medios acreditados. Por su parte el conocido entrenador de USC, Jovan Vavic admitió que su equipo estuvo “a un paso de la victoria, pero no supimos aprovechar nuestras oportunidades”.